Interior | Política

Guardias civiles y policias protestan contra Interior por «reírse» de 140.000 familias

logo
Guardias civiles y policias protestan contra Interior por «reírse» de 140.000 familias

Manifestación en Madrid pidiendo la equiparación salarial. EFE

Resumen:

Miles de policías y guardias civiles se manifiestan este sábado en Madrid convocados por la asociación Jusapol en demanda de una equiparación salarial «real», al considerar que el acuerdo que se firmó el año pasado refleja una cantidad insuficiente y además no se cumple, lo que supone «reírse» de 140.000 familias, según ha dicho el presidente de ese colectivo, Natan Espinosa.

El acuerdo rubricado entre Interior y varios sindicatos y asociaciones profesionales en marzo de 2018 planteaba un proceso de equiparación gradual de las condiciones económicas de los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil con las policías autonómicas, que se desarrollaría a lo largo de tres años, 2018, 2019 y 2020, por un importe total de 807 millones de euros.

Justo en la jornada en la que se producían las protestas el Ministerio del Interior se ha comprometido a cumplir los plazos del acuerdo de equiparación salarial alcanzado con la Policía Nacional y la Guardia Civil, que tras un primer pago de 307 millones en noviembre se completará con 250 en abril de este año y 247 millones en 2020.

La manifestación de hoy ha arrancado pasadas las 12 desde la Puerta del Sol, acabará en el Ministerio del Interior y cuenta con la presencia del secretario general del PP, Teodoro García Egea; el líder de Ciudadanos, Albert Rivera; y el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith.

Bajo la lluvia y en un ambiente festivo, estos tres políticos sujetan la pancarta principal de la marcha con la leyenda «Equiparación ya. Justicia es voluntad». También les acompañan el diputado de Ciudadanos Miguel Ángel Gutiérrez y la diputada del PP Marimar Blanco.

Los congregados corean consignas a favor de la equiparación salarial y de la unidad entre policías nacionales y guardias civiles, entre banderas de España y sonoras pitadas y bengalas de colores. También les acompaña un globo gigante con forma de zepelín. Los convocantes no han dado aún cifras de asistencia, pero aseguran que han llegado más de 100 autobuses desde diferentes provincias de España.

«Brechas salariales»

El presidente de Jusapol, Natan Espinosa, ha explicado a los medios que, como ya criticaron desde el inicio, el acuerdo firmado en 2018 «deja fuera a 13.000 compañeros de reserva y segunda actividad». También deja «cinco brechas salariales», como las jubilaciones, las pagas extras y la asistencia a los servicios jurídicos, según Espinosa.

Ha destacado que «un año después del acuerdo, el tiempo nos da la razón», y por eso Jusapol ha decidido reiniciar manifestaciones por toda España para decir, «Basta ya, y que se dejen de reír de las 140.000 familias que pedimos la igualdad, no subidas salariales».

El presidente de Jusapol ha considerado «muy fuerte» que, tras dos acuerdos fallidos por la equiparación, en 1992 y en 2005, ahora, la iniciativa legislativa popular (ILP) que presentó la asociación esté paralizada, porque, según el Consejo de Estado, ha «caducado», cuando, de acuerdo al artículo 14 de la Ley 3/84, «una vez que se inicia una campaña electoral, la ILP no decae sino que se pospone».

«¿Qué más hay que hacer para que nos den la igualdad?», se ha preguntado Espinosa, que ha añadido: «Si quieren que dos comunidades como la catalana y la vasca estén por encima del resto de los españoles, que lo digan».

Ha explicado que, además de la dotación insuficiente del acuerdo del año pasado, que prevé 807 millones frente a los 1.500 que pide Jusapol, el problema es que «ya se ha incumplido» el mismo ya que falta la entrega de cien millones en 2018 y otros cien en 2019.

«Vamos a iniciar movilizaciones por toda España, porque ya está bien de reírse de las familias», ha concluido, tras incidir en que aún hay una brecha de 935 euros con las policías autonómicas.

Además, el presidente de Jusapol ha subrayado que el sindicato afín a la asociación, Jupol, se presentará al Consejo de la Policía y, una vez que logre representación, «planteará un conflicto colectivo permanente hasta que las peticiones de esta asociación» se reflejen en las nóminas.