Política

Grande-Marlaska incumple su promesa de retirar las concertinas a 18 días del 28-A

Interior reitera que la voluntad "sigue siendo firme" y alega que primero hay que recrecer la valla fronteriza

logo
Grande-Marlaska incumple su promesa de retirar las concertinas a 18 días del 28-A
El ministro Grande-Marlasla recibe las explicaciones de un teniente coronel de la Guardia Civil el pasado 23 de febrero durante su visita a la frontera de El Tarajal (Ceuta).

Grande-Marlasla recibe las explicaciones de un coronel de la Guardia Civil el 23 de febrero durante su visita a la frontera de El Tarajal (Ceuta).

Resumen:

A 18 días para que comience la campaña de las elecciones generales del 28-A, el proyecto ‘estrella’ del ministro Fernando Grande-Marlaska sigue sin materializarse: la sustitución de las concertinas en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla.

El pasado 14 de junio, una semana después de asumir el cargo, el titular del Interior anunció que haría todo lo posible para «retirarlas» y sustituirlas por medios menos cruentos para los migrantes que tratan de acceder a territorio español. Diez meses después sigue sin concretarse la promesa de Marlaska, cabeza de lista del PSOE por Cádiz al Congreso de los Diputados.

«No se ha cambiado ni un solo centímetro», dicen a este diario fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Melilla. «Las concertinas siguen. Celebramos que se vayan a quitar, siempre que venga acompañado de otras medidas menos lesivas para los inmigrantes pero igual de eficaces», añaden desde la misma asociación profesional en Ceuta.

Concertinas en un tramo de la valla de Ceuta.

Concertinas en un tramo de la valla de Ceuta en una imagen tomada esta misma semana.

El pasado 23 de febrero, durante una visita al paso fronterizo de El Tarajal (Ceuta), el ministro del Interior anunció que las alambradas con cuchillas que coronan el perímetro fronterizo que separan las ciudades autónomas de Marruecos serían retiradas «en las próximas semanas» y sustituidas por un recrecido del doble vallado, pasando éste de seis a diez metros de altura. Ha transcurrido un mes y medio y el cambio sigue sin ser visible.

Interior reitera que la voluntad de Grande-Marlaska «sigue siendo firme», pero precisa que hay que ir «paso a paso»

A preguntas de El Independiente, un portavoz del Ministerio del Interior ha reiterado que la voluntad de Grande-Marlaska «sigue siendo firme», al tiempo que ha precisado que hay que ir «paso a paso». En este sentido, las fuentes han defendido que la retirada de las concertinas constituye la última fase del plan previsto y que primeramente hay que reforzar la valla fronteriza, actuación que -dicen- ya ha comenzado.

En realidad, Interior acometerá una sustitución parcial de las concertinas, como reconoció Grande-Marlaska el pasado 18 de enero. El ministro informó de que el Ministerio había identificado ya las zonas más vulnerables de ambas vallas fronterizas -con una extensión conjunta de 18,7 kilómetros- por características orográficas u otras circunstancias y será en esos tramos en los que se actúe con la instalación de otros medios con «mayores parámetros de seguridad» y menos «cruentos».

El ministro ha censurado reiteradamente en los últimos meses que el anterior Gobierno del PP no hubiera adoptado ninguna medida a pesar de disponer de un informe de los órganos técnicos del Ministerio -fechado concretamente el 10 de junio de 2017- en el que ya se advertía de que las concertinas no eran disuasorias ante los elementos que emplean los migrantes irregulares para tratar de acceder a Ceuta o Melilla.

El plan diseñado por Interior prevé otras medidas de refuerzo de la seguridad en ambas ciudades autónomas, como la instalación de un nuevo sistema de circuito cerrado de televisión en el puesto fronterizo de Ceuta, la mejora de la red de fibra óptica y la ampliación del circuito de televisión del puesto fronterizo de Melilla.

Interior, asimismo, pretende llevar a cabo la modernización y el refuerzo de las infraestructuras de seguridad de los perímetros fronterizos con Marruecos en ambas ciudades, al tiempo que se pretenden adecuar las zonas de tránsito de peatones en el puesto de El Tarajal (Ceuta) e instalar sistemas de reconocimiento facial en dicho paso ceutí y en el melillense de Beni Enzar.

Comentar ()