ERC se compromete a impulsar dos referéndums: uno, el habitual sobre la independencia; y otro, novedad de esta campaña, sobre la monarquía. Así lo ha anunciado hoy Gabriel Rufián en el primer día de campaña, como primera promesa electoral. Rufián ha insistido además en la apelación al diálogo, en la que ha incluido a PP y Cs, y ha exigido “a la izquierda que haga de izquierda”, al tiempo que apela a los votantes del PSC “que van a votar con la nariz tapada” por el apoyo socialista al 155.

La monarquía se ha convertido en objetivo prioritario del independentismo, convencido de que es la vía para encontrar complicidades en la izquierda del resto de España y la mejor vía para debilitar la estructura estatal fijada en la Constitución del 78. Por eso, Rufián ha defendido hoy la necesidad de realizar un referéndum sobre el modelo de Estado. “Si según quien no pregunta por la monarquía es por algo” ha señalado el candidato republicano en referencia a la eliminación de esta pregunta del CIS. “Intentaremos que se pueda hacer” ha insistido.

Aun así, Rufián ha reocnocido que para Esquerra es prioritaria la consulta sobre la independencia y se ha mostrado convencido de que “llegará antes”. El candidato republicano ha asegurado que España vive “dos procesos de ruptura que amenazan al regimen del 78” el iniciado con el 15M y el independentista. Y ha dejado claro que el secesionista “va mucho más rápido”. Y ha advertido a Podemos que, para avanzar en ese proceso de ruptura deberá buscar aliados.

“Debemos entender para cambiar las cosas son necesarios pactos transversales que traen enormes contradicciones pero enormes victorias” ha señalado para defender su alianza con el mundo neoconvergente. “Son las mismas contradicciones que en el futuro le generará a Podemos pactar con el PSOE, pero espero que lo hagan y algún dia se pueda hacer un referéndum entre monarquía y república”.

Alerta contra la alianza PSOE-Cs

Rufián ha alertado además contra la alianza PSOE-Cs y ha dejado claro que la garantía de que los socialistas gobiernen con el apoyo de Podemos e independentistas “es una Esquerra fuerte en el Congreso”. “Hablan del bloque de derechas, que no da demoscópicamente, para no hablar del segundo bloque, nocivo también pero mas cool: PSOE+Cs”.

Ha insistido en que “Pedro Sánchez vivirá mas cómodo con Rivera, y el único obstáculo a este pacto nocivo para Cataluña es una ERC fuerte al Congreso”. En este contexto, ha exigido “a la izquierda española que haga de izquierda” y ha asegurado que con la moción de censura ofrecieron   a Sánchez “un muro antifascista y la respuesta fue el silencio. Al fascismo que viene no se le apacigua, se le combate y se le vence”.

El dirigente republicano ha rechazado además que el crecimiento de Vox sea una reacción al proceso independentista. “Lo que pasó en Andalucía no es culpa del independentismo, igual que no es culpa nuestra Trump, Salvini y Orban. Es el reflejo de una deriva reaccionaria en el mundo, pero sobre todo es culpa de la abstención del votante de izquierdas que no se sentía representado”.

El resultado de Andalucía es reflejo de la deriva reaccionaria y de la abstencion del votante de izquierdas”

Así, ha atribuido la derrota de Susana Díaz a que “el votante del PSOE ve como su partido gobierna con miedo, y el votante de Podemos que ve como su partido clamaba contra Rubalcaba y hoy en día me piden que no hable de Rubalcaba para no enfadar al PSOE”. Y ha aprovechado para apelar al votante indeciso del PSC, su auténtico rival electoral en Cataluña.

Rufián ha recordado que “el primero que dice que tenemos que ser más y ampliar la base fue Carles Puigdemont” tras ser excarcelado en Alemania. Y ha asegurado que eso pasa por “interpelar al socialismo catalanista” convencido de que “queda buena gente que vota a un partido que tuvo unas siglas gloriosas pero le da asco ver a según quien hacerse una foto con Albiol”.