El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha condenado los incidentes de este domingo en Rentería (Guipúzcoa) donde cientos de manifestantes boicotearon un mitin de la formación naranja y ha dicho que, en su opinión, la Fiscalía podría actuar contra quienes dirigieron “insultos y amenazas” a los asistentes al acto.

Asimismo, ha descartado que su formación presente una denuncia ante la Fiscalía por estos sucesos, pero cree que el Ministerio Público, tras ver las imágenes, podría actuar de oficio. “Se me ocurren unas cuantas caras y unos cuantos insultos y amenazas que son constitutivos de delito”, ha apuntado. Asimismo, ha afirmado que si gobierna impulsará un “plan nacional de convivencia y libertad” en comunidades como Euskadi y Cataluña.

Albert Rivera ha inaugurado el Lunes Santo motorizado, con motivo de la presentación de las propuestas de Ciudadanos sobre seguridad vial. De esta guisa y acompañado de diversas asociaciones de motoristas, el candidato se ha fotografiado en el Mirador de Ángel Nieto, en el paraje de Santa María de la Alameda para después desplazarse junto a toda la comitiva al mítico Puerto de la Cruz Verde.

Desde allí Rivera ha asegurado que en Cataluña y el País Vasco hace falta un plan nacional de convivencia y de libertad y que la Constitución siga vigente”, así que “eso es lo primero que vamos a hacer desde el Gobierno”, ha avanzado.

Asimismo, el político ha asegurado que vivió el acto de este domingo con cierta impotencia y temor por sus compañeros, pero también con “orgullo” de representar una opción constitucionalista. “Espero que algún día podamos ir sin escolta y sin amenazas, sin que te insulten e intenten romper la convivencia”, ha añadido.

La Policía vasca ha abierto diligencias por los desórdenes públicos durante el mitin de Cs en Rentería, aunque de momento no se han producido detenciones.