Política

Rentería recibe a Rivera blindada y en un clima de alta tensión

logo
Rentería recibe a Rivera blindada y en un clima de alta tensión
Protestas en Rentería ante la llegada del líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Protestas en Rentería ante la llegada del líder de Ciudadanos, Albert Rivera. MIKEL SEGOVIA

Resumen:

El acto que Ciudadanos ha celebrado este domingo en la localidad guipuzcoana de Rentería se ha desarrollado en un clima de gran tensión y en una plaza ‘blindada’ por la Ertzaintza. Todo con el objetivo de evitar que se reprodujeran incidentes graves, como los sucedidos este sábado en Bilbao, donde las protestas ante un mitin de Vox se saldaron con cinco detenidos y varios heridos.

Desde una hora antes del comienzo del acto, con Albert Rivera como plato fuerte, cientos de personas convocadas por el entorno de la izquierda abertzale y colectivos antifascistas habían rodeado la plaza donde se iba a celebrar la cita de la formación naranja, denominada la Caravana por la Libertad.

El momento más tenso se ha producido al final del acto, cuando la furgoneta en la que viajaba el líder de Ciudadanos y su candidata a las europeas, Maite Pagazaurtundua, se disponía a abandonar la céntrica plaza. Los manifestantes que se encontraban agolpados en su entorno han rodeado el pasillo de seguridad extendido por la Ertzaintza y han proferido insultos, han golpeado la furgoneta y han arremetido contra los agentes. Ha sido entonces cuando se han producido las primeras cargas de la Ertzaintza, en especial en una de las calles adyacentes donde los agentes, tras recibir refuerzos, se habían quedado atrapados.

Varias decenas de ertzainas de la unidad de antidisturbios han intentado abrirse paso y en algunos casos han tenido que golpear a algunos de los presentes. En la marabunta de personas que impedían entre gritos e insultos la salida de los ertzainas había menores y ancianos. La secuencia de tensión se ha repetido poco después con los alrededor de dos centenares de asistentes al acto político, que esperaban en la zona vallada y protegidos por la Policía Autonómica Vasca, para poder abandonar el lugar. En el momento de hacerlo, el pasillo de agentes que los protegía ha tenido que cargar y ha disparado balas de goma en varias ocasiones, incrementando el clima de tensión.

La escena había sido similar a la llegada de los  simpatizantes de Ciudadanos y, en especial cuando lo ha hecho el coche de Albert Rivera y Maite Pagazaurtundúa para dar inicio al acto político, que ha comenzado con retraso. En ese instante se han intensificado los insultos y la cacerolada con la que los manifestantes han intentado boicotear en todo momento el acto.

Durante el mismo se han sucedido los cánticos (“que se vayan, diles que se vayan”), los gritos de “fascistas”, los relativos a los presos de ETA, la independencia y de apoyo a los agresores de Alsasua. Rentería ha amanecido con numerosos edificios de la Plaza con grandes lazos amarillos decorando sus fachadas, así como numerosas ikurriñas y algunas pancartas en favor del acercamiento de los presos de ETA a Euskadi.

El alcalde  de Rentería, Julen  Mendoza, (EH Bildu) había solicitado a los vecinos del municipio “no caer en la provocación”, intento que no han secundado cientos de personas que durante toda la mañana  han rodeado el perímetro de seguridad instalado por la Ertzaintza, contra la que también  se han producido numerosos insultos.

El acto ha podido celebrarse, pese al cima de gran tensión. Finalmente no se han producido ni heridos significativos, salvo algún encontronazo y empujones, ni se han arrojado objetos, sólo algún huevo aislado.

La candidata por Ciudadanos a las elecciones europeas, Maite Pagazaurtundua, ha tenido la intervención más dura y emotiva. Ha comenzado la misma en euskera y dirigiéndose a quienes le insultaban y gritaban para cuestionarles su recibimiento, “primero escuchad lo que tengo que deciros y luego responded”: “Aquí, en Rentería, hicisteis un recibimiento a un etarra que intentó asesinar a un funcionario de prisiones, le hicisteis el ‘ongi etorri’ a la salida de prisión. Es vergonzoso, os debería dar vergüenza recibir a un asesino con un aurresku de honor”, ha afirmado entre los gritos e insultos de los manifestantes. Los simpatizantes de Ciudadanos han resondido gritando “libertad, libertad” y ondeando banderas de España, ikurriñas y enseñas de la Unión Europea.

Pagazaurtundua ha continuado reprochando a los “intolerantes” que aún no han condenado “ser los responsables de nuestra persecución, la de los constitucionalistas”. Les ha insistido en que la libertad significa “tener derecho a disentir, pero vosotros no lo habéis aprendido todavía”. Ha arremetido contra los “matones abertzales”: “vosotros sí que sois fascistas”. Ha señalado que ella no es valiente, “simplemente tengo algo de dignidad”.

La candidata de Cs a las europeas se ha referido al incidente que sufrió esta semana en la Universidad Autónoma de Barcelona, “que fue peor que esto, esto está siendo un paseo”. Ha finalizado su intervención con un recuerdo a su infancia por las calles de Rentería, un municipio “que amo, son los escenarios de mi infancia y donde he perdido a mucha gente”: “Se lo debo a mi madre, a mis hermanos, os tengo que contar la verdad, que hay gente que no piensa como vosotros” .

El acto lo ha cerrado Albert Rivera y lo ha hecho mientras se escuchaba una cacerolada incesante y los insultos de los manifestantes. Ha comenzado asegurando que es “un enamorado de la libertad” y que está “acostumbrado a las caceroladas”. Ha insistido en que el mayor problema que aún persiste en España es la libertad, “debemos dar la batalla a los nacionalistas”.

“No sois ‘gudaris’, sino asesinos”

El líder de Cs también se ha dirigido a los asistentes para recordarles que “os pensáis que sois ‘gudaris’ pero sois asesinos”. Ha recordado a las víctimas del terrorismo, a las que ha asegurado que si es presidente “este país nunca les olvidará” y les rendirá homenaje. Ha anunciado una modificacion de la Ley de Víctimas para que se sancione a ayuntamientos, organizaciones y personas que propongan homenajes a terroristas, “ya basta, nunca más”. También se ha comprometido a dotar de medios suficientes a la Justicia y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para esclarecer “los 370 asesinatos de ETA que siguen sin resolverse”.

Rivera ha reiterado su propuesta para modificar la Ley Electoral y fijar un mínimo del 3% de los votos para tener representación en el Congreso de los Diputados, “no estoy dispuesto a que un 5% de los que se quieren cargar España condicionen al 95%”. También ha confirmado que Ciudadanos ya ha remitido al Defensor del Pueblo la Ley de Abusos Policiales aprobada por el Parlamento Vasco y ha confiado que finalmente “el Tribunal Constitucional la tumbe”: “No podemos permitir tanto desprecio a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a tantas familias que lo han pasado tan mal en esta tierra”.

En el acto “por la libertad” también ha intervenido el filósofo Fernando Savater, quien ha iniciado su discurso dirigiéndose a los manifestantes, “estamos acostumbrados a escuchar coros de rebuznos y cacerolas, ahora falta que vosotros nos escuchéis a nosotros”. Ha defendido la necesidad de apoyarse entre las formaciones constitucionalistas, “con el resto ni para cobrar una herencia”.

Otro de los oradores ha sido el exministro del Interior, Joan Mesquida, quien ha agradecido a Rivera invitarle “a este rincón de España”. Ha comenzado su discurso homenajeando a las víctimas “del totalitarismo” y subrayando que no han olvidado a las víctimas de ETA “ni las olvidaremos”. Mesquida se ha dirigido a las formaciones nacionalistas vascas para asegurarles que “no nos echaron de aquí y no nos echarán”. Ha defendido su derecho a acudir a Rentería a defender la libertad y recordar a las víctimas, “esto nunca es una provocación”.