Inés Arrimada ha sufrido un desplante este domingo cuando acudía a ejercer su derecho al voto. Uno de los miembros de la mesa electoral del colegio donde votaba se ha negado a darle la mano, cuando la líder de Ciudadanos en Cataluña ha depositado su papeleta en las urnas.

En concreto, ha sido una de las componentes de la mesa quien ha hecho el desplante a Arrimadas, cuando la candidata de la formación naranja estaba saludando una por una al presidente y los vocales presentes en el aula.

El suceso se ha producido en torno a las 12.00 horas en el colegio Ausiàs March de Barcelona, donde vota la líder de Cs en Cataluña.

Por su parte, el candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha acudido a las 10:00 horas a votar al colegio de Santa Marta de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y ha pedido a los electores que apuesten por cambiar el Ejecutivo y abrir “una nueva era”.

Rivera, que ha acudido solo al centro de votación, ha dicho en declaraciones a los medios tras depositar las papeletas en las urnas que las de este 28 de abril “no son unas elecciones cualquiera” porque los votantes deberán decidir entre una “España que mire adelante o al pasado”, “centrada o de extremos”.