Política ELECCIONES GENERALES

Iglesias presiona a Sánchez con un Gobierno de coalición para justificar su mal resultado

El secretario general de Podemos huye de la autocrítica pese a haber perdido el 40% de su representación parlamentaria

Pablo Iglesias compareciendo en la noche electoral junto a Alberto Garzón y Sira Rego. EFE

Pablo Iglesias justifica sus malos resultados en su papel de actor «imprescindible» para un Gobierno de progreso con Pedro Sánchez. El líder de Podemos fía el futuro de su partido a un Gobierno de coalición con el PSOE y ha emplazado al presidente de Gobierno a mantener futuras reuniones en privado para acordar una hoja de ruta conjunta que pueda justificar la utilidad de Podemos en el escenario nacional, después de que haya perdido un 40% de su representación parlamentaria, pasando de 71 a 42 escaños en el Congreso de los Diputados.

El secretario general de Podemos ha evitado la autocrítica por la pérdida de gran parte de sus apoyos, y sólo a preguntas de los periodistas ha recurrido a un argumento ya explotado durante la campaña, por el que culpan a las disputas internas de la caída del partido. El dirigente ha reconocido tímidamente que «nos hubiera gustado un resultado mejor», pero ha añadido que «es un resultado suficiente para cumplir los objetivos de la campaña electoral: frenar a la derecha y la extrema derecha». En este punto, se ha felicitado de que «el peso parlamentario del bloque progresista supera al peso parlamentario de las tres derechas», y ha sentenciado que «somos una fuerza política imprescindible para este nuevo panorama».

Iglesias asegura que el resultado es «suficiente para cumplir los objetivos de frenar a la derecha»

El máximo dirigente de Podemos ha mantenido una conversación con Pedro Sánchez esta noche para felicitarle por los resultados y para trasladarle su disposición a entrar en el futuro ejecutivo con «un programa de Gobierno de izquierdas». Iglesias ha anunciado que, tras su conversación con el presidente, han «quedado para trabajar y reunirnos en brevedad». Sobre esto, ha adelantado que las reuniones se llevarán a cabo fuera de focos y que «requieren cierta discreción», adelantando que los encuentros serán secretos.

En este mismo sentido se ha pronunciado el coordinador federal de IU, Alberto Garzón y candidato por Málaga, que ha alegado «motivos para ser optimistas»: «Tenemos la buena noticia de que no ha triunfado la radicalización ni la derecha en España», ha defendido el dirigente malagueño, que también se ha felicitado de superar las expectativas sobre sus resultados electorales: «Hemos roto las previsiones tan nefastas que se hacían sobre Unidas Podemos». Garzón ha llamado a Sánchez a «resistir la tentación naranja» y a formar un Gobierno de coalición. «Sabiendo que no son los resultados que nos hubieran gustado, ha sido una campaña de menos a más y hay motivos para ser optimistas».

Los resultados de las elecciones, con más del 99% escrutado, dejan un escenario donde PSOE (123 diputados) y Podemos (42) suman 166 escaños, alejados de los 176 necesarios para la mayoría absoluta. La ecuación tendría que completarse con otras fuerzas, como Compromís (1), PNV (6) o Partido Regionalista de Cantabria -PRC (1). Incluso con esos apoyos la suma sería de 174 y haría falta el apoyo de los partidos nacionalistas.

La posibilidad de un Gobierno del PSOE con Ciudadanos (57) sería la más estable para un Gobierno y contaría con una mayoría absoluta holgada de 180 diputados, pero Iglesias trata de presionar a su eventual aliado para decantar la balanza a su favor y tratar de recuperar el protagonismo perdido en la esfera pública.

Te puede interesar

Comentar ()