El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente de Vox, Santiago Abascal, han coincidido este viernes por primera vez en el Congreso de los Diputados, donde han compartido ascensor y una breve charla durante unos instantes. En sus respectivas ruedas de prensa han señalado que la rivalidad política no debe cercenar, según ha detallado Abascal, la “cordialidad”.

Abascal, que ha acudido con muletas al Congreso tras sufrir una lesión deportiva, se ha introducido en el ascensor de la Cámara Baja, donde ya se encontraba Iglesias. Al verse las caras, se han saludado y se les ha visto departiendo de forma cordial.

Santiago Abascal, en el Congreso.

Santiago Abascal, en el Congreso. EFE

Iglesias le ha preguntado por la lesión y, según ha contado, le ha recomendado ir a un fisioterapeuta para su recuperación. Abascal ha bromeado diciendo que no ha ido todavía porque “los vascos somos así”.

Desde La Sexta, Iglesias ha conminado a no hacer “sensacionalismo” con estos temas porque antes que políticos “somos seres humanos”.

Iglesias ha acudido a la Cámara Baja para presentar sus credenciales como diputado electo por Madrid y Abascal para acompañar al grueso de los diputados de Vox, que este viernes acudían a la Cámara Baja para hacer lo propio y comparecer ante los medios de comunicación.

Abascal ha llegado acompañado por parte de su equipo y, una vez en la Cámara, ha saludado a diputados electos de la formación como Pedro Fernández (Zaragoza), Manuel Mariscal (Toledo) o Agustín Rosety (Cádiz).