El presidente de la Xunta y número uno de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, prefiere tener como socio a Inditex que a las Mareas de Podemos «como tiene el PSOE».

Feijóo ha tildado de «típico disparate de la izquierda española» el rechazo de dirigentes de Podemos a las donaciones del fundador de Inditex, Amancio Ortega, a la sanidad pública en forma de equipos de diagnóstico y tratamiento para luchar contra el cáncer, que han pedido que no se acepten.

Preguntado al respecto en declaraciones a los periodistas tras un acto en Santiago, Núñez Feijóo ha lamentado que «esta polémica va apareciendo cada vez que hay elecciones» y lo ha atribuido a que «la izquierda radical intenta intoxicar a sus votantes e intenta apañar una serie de votantes pensando que si una compañía hace una donación es porque esa compañía tiene que pagar más impuestos», informa Europa Press.

Prefiere el presidente gallego, según ha remarcado, «tener como socio a una multinacional gallega primera del mundo en el textil como es Inditex que tener de socios a las Mareas de Podemos como tiene el Partido Socialista».

El presidente de la Xunta tilda de «típico disparate de la izquierda española» el rechazo a las donaciones de Amancio Ortega

«Me quedo con los 100.000 empleos de esta compañía, con los miles de millones de euros que paga en impuestos y le agradezco mucho que durante la recesión económica, a propuesta del Sergas, esta donación para comprar aceleradores lineales y mamógrafos digitales, y que se extendiera al resto del sistema nacional de salud», ha expuesto.

En este sentido, ha ahondado en que prefiere quedarse con Inditex, «compañía gallega, que con la compañía de las Mareas de Podemos, el Partido Socialista y los nacionalistas». «Prefiero estos socios tecnológicos e industriales que estos socios políticos que son la alternativa en las ciudades y en las villas gallegas», ha añadido, en referencia a la cita con las urnas de este domingo.

Además, ha subrayado que «en aquel momento» (en el que Galicia recibió las donaciones de Ortega) la comunidad «tenía dificultades para renovar las tecnologías sanitarias». «Y cuando llegué a la Xunta de Galicia un acelerador lineal, concretamente en un hospital de Vigo, no estaba radiando sino que estaba quemando la epidermis de los pacientes», según ha apuntado.

Por eso, ha argumentado que hubo «que suspenderlo y utilizar el otro que había 24 horas, los 365 días, mientras no se compraba un segundo acelerador adecuado». Después, según ha proseguido, se pusieron «otros dos en Lugo» y «se mejoraron los mamógrafos digitales en prácticamente todos los hospitales».

«Por tanto, allá los socios de Podemos y de las Mareas que dicen este tipo de disparates», ha concluido, para remarcar su agradecimiento a Inditex «no solo en nombre de Galicia sino en nombre de todo el sistema nacional de salud y en nombre de toda la sanidad pública».