Política

Abascal propone un gobierno en solitario del PP en Madrid si no hay tripartito

El líder de Vox se ha pronunciado después de que Ciudadanos levantase ayer un "cordón sanitario" a entrar en gobiernos con la formación, y da la opción de llegar a "pactos globales" con Ciudadanos para aupar a Villacís o Aguado como otra alternativa

logo
Abascal propone un gobierno en solitario del PP en Madrid si no hay tripartito
Santiago Abascal.

Santiago Abascal. EFE

Resumen:

Semana clave para decantar la balanza a izquierda o derecha. Todos los escenarios siguen abiertos en el fragmentado escenario de pactos tras las elecciones del 26-M, aunque ayer Ciudadanos dio un paso en firme: vetar explícitamente la posibilidad de entrar en gobiernos con Vox y presentar al PP como «socio preferente», dejando en segundo lugar al PSOE en aquellos territorios donde no sea posible llegar a acuerdos con los populares.

El cordón sanitario levantado por los naranjas, auspiciado por el ala progresista -con pesos pesados como Luis Garicano al frente-, no ha sentado bien en las filas de Santiago Abascal, quien ha denunciado en EsRadio la intención de los de Rivera porque «no tiene que ver con el orgullo herido, es que se trata de un chantaje».

Preguntado por la posibilidad de que Vox pudiese facilitar un gobierno de izquierdas en Madrid liderado por Manuela Carmena, Abascal ha negado tal alternativa y ha anunciado que su prioridad es un tripartito entre PP, Cs y Vox y que en caso de que no se produzca, la formación llegaría a plantear «un gobierno en solitario del PP con apoyos puntuales».

Como recogía este medio hace unos días, Abascal no cierra la puerta a que la alcaldesa de Madrid fuese Begoña Villacís o que el presidente de la Comundiad sea Ignacio Aguado si así lo estableciesen los tres partidos del bloque de derecha en cuestión porque «el PP no tiene que presidirlo todo». Y lo ha reiterado este martes, al tiempo que ha asegurado que «en lo que no vamos a retroceder es en nuestra posición: solo apoyaremos gobiernos que se sienten a negociar con nosotros».

En este sentido, el líder de Vox ha anunciado que su partido no será «cómplice de la tomadura de pelo ni del cordón sanitario» que Rivera les quiere imponer y ha asegurado que prefiere hacerse el «harakiri político» antes que ceder al «chantaje» de la formación naranja.

Sobre el órdago lanzado ayer por la formación en Andalucía, que pone contra las cuerdas al gobierno de coalición de Ciudadanos y PP en la región, Abascal ha defendido que mantienen la enmienda a la totalidad a las cuentas porque «nos han dado un fin de semana» para estudiar los Presupuestos, «sometiéndonos a nuevas trágalas». «Sin los votos de Vox los presupuestos son papel mojado», ha insistido.

Respecto a las actas sobre la negociación con ETA, Abascal ha reiterado que su formación estudia querellarse contra el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero «por los delitos de colaboración con banda armada, revelación de secretos y traición».

Los comités negociadores de PP y Vox, encabezados por Teodoro García Egea e Iván Espinosa de los Monteros, respectivamente, mantendrán esta tarde la primer reunión oficial entre las dos formaciones en el Congreso de los Diputados con el objetivo de comenzar a desatascar el complicado escenario de pactos.