Política REACCIONES DE LA FAMILIA FRANCO TRAS EL AUTO DEL SUPREMO

"El Gobierno se ha movido por razones políticas y ha abandonado el rigor jurídico"

Los nietos del dictador interpretan como "una victoria parcial y temporal" que el Tribunal Supremo haya estimado su petición de medidas cautelares y haya dejado en suspenso la exhumación: "Hay esperanza en que el Ejecutivo no se salga con la suya"

logo
"El Gobierno se ha movido por razones políticas y ha abandonado el rigor jurídico"
Francisco Franco, nieto de Franco

Francisco Franco, nieto mayor de Franco.

Resumen:

La familia Franco interpreta el auto por el que el Supremo paraliza la exhumación del dictador como «una victoria parcial y temporal», si bien tiene claro que «la guerra» sólo la ganarán si el Alto Tribunal les termina dando la razón y frustra el traslado de los restos de su ascendiente -enterrado en la basílica del Valle de los Caídos desde noviembre de 1975- a otra sepultura.

El abogado que defiende los intereses de los nietos de Franco, Luis Felipe Utrera-Molina, ha declarado a este diario que los familiares han acogido la decisión del TS con «alivio» y «satisfacción» a la espera de que se entre en el fondo y se dicte sentencia en los próximos meses. «Hay esperanza en que el Gobierno no se salga con la suya», ha expresado.

El Alto Tribunal deja en suspenso la exhumación y posterior reinhumación de los restos de Franco anunciada por el Gobierno de Pedro Sánchez para el próximo 10 de junio al entender que, de lo contrario, se generaría un perjuicio tanto a la familia como al interés público en caso de que se sacara el féretro ahora y finalmente se le diera la razón a los recurrentes.

El letrado ha asegurado que estaba convencido de que prosperaría la petición formalizada en nombre de sus representados porque no conoce un caso «más claro» que éste para estimar unas medidas cautelares, que la Abogacía del Estado rechazaba y que han solicitado otras tres partes personadas en el procedimiento: la orden religiosa que se encarga del culto en el Valle de los Caídos, la Fundación Nacional Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

Los nietos del dictador interpretan como «una victoria parcial y temporal» que el Supremo haya dejado en suspenso la exhumación

«El Gobierno se ha movido por razones políticas, abandonando el rigor jurídico. Y los tribunales no le han comprado los argumentos», interpreta Utrera-Molina. Éste destaca que la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha sido «coherente» tanto con el auto dictado el pasado 17 de diciembre -después de que los Franco pidieran la suspensión, rechazada entonces al no haber adoptado el Consejo de Ministros en aquellas fechas el acuerdo- como con la jurisprudencia sobre medidas cautelares de la propia Sala.

La familia pidió al Supremo a finales del pasado año que suspendiese el acuerdo del Consejo de Ministros de 8 de noviembre por el que se aprobó la continuación del procedimiento de exhumación de los restos mortales de Franco. El alto tribunal rechazó esa pretensión al entender que dicho acto administrativo no justificaba por sí mismo la exhumación ni producía una situación irreversible que hiciera perder su finalidad al recurso.

«Batalla hasta el final»

Con todo, el Supremo advirtió al Gobierno de que el acuerdo no podría ejecutarse sin que previamente la familia «haya podido recurrirlo y recabar la tutela judicial efectiva, incluida la cautelar», en aplicación de la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Antes de que el Supremo dejara en suspenso el traslado de los restos de Franco, el abogado de la familia ya anunció que ésta estaba dispuesta a agotar todas las instancias judiciales para evitar la exhumación. “Es una batalla por la dignidad y la van a dar hasta el final. No se perdonarían moralmente abandonar los restos de su abuelo. Que nadie busque intencionalidad política”, ha expresado.