Política

Ábalos se enreda y enfría ahora la petición de Iglesias de ser vicepresidente de Gobierno

El líder de Podemos apostaba por un Gobierno 'a la valenciana' donde los morados han obtenido una vicepresidencia segunda

logo
Ábalos se enreda y enfría ahora la petición de Iglesias de ser vicepresidente de Gobierno
José Luis Ábalos y Joan Baldoví, de Compromís

José Luis Ábalos y Joan Baldoví, de Compromís EFE

Resumen:

Comparecencias, confirmaciones y desmentidos posteriores. La ronda de contactos del PSOE con el resto de fuerzas para formar Gobierno ha reconvertido el Congreso de los Diputados en escenario de continuo trasiego de dirigentes socialistas que abren puertas distintas fórmulas para cerrarlas horas después. El último episodio lo ha protagonizado el secretario de Organización socialista y ministro en funciones, José Luis Ábalos, que en la mañana de este miércoles daba por descartada la abstención de Cs y PP y abría la puerta a la entrada de Podemos en el Gobierno. A media tarde, el socialista ha tenido que volver a convocar a la prensa para negar la mayor: el PSOE sigue apelando a los grandes partidos para que faciliten la investidura de Pedro Sánchez y rechaza ahora la petición de Pablo Iglesias de ser vicepresidente del Ejecutivo siguiendo el modelo sellado en la Comunidad Valenciana.

A mediodía del miércoles, Ábalos había asegurado que no descarta que miembros de Podemos formen parte del gobierno de cooperación en cuyo diseño trabaja ahora el PSOE porque, ha dicho, “uno tiene que contar con aquellos que quieren colaborar” en la gobernabilidad. Ábalos se pronunciaba así a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa tras reunirse con representantes del PNV, Compromís y Navarra Suma en el Congreso, después de la cual, fuentes del entorno del dirigente socialista han precisado que la decisión de que entre o no Podemos en el Gobierno es potestad de Pedro Sánchez y recalcan, en este sentido, que Ábalos desconoce si hay tomada una determinación al respecto.

“No descarto nada porque después de la primera ronda sí que tenemos claras algunas cuestiones. Hay quienes han mostrado su voluntad de colaborar en la gobernabilidad de España y quienes han dicho que no”, expresaba Ábalos preguntado por si rechaza que miembros de Podemos y Pablo Iglesias entren al gobierno. El revuelo generado ha llevado a los socialistas a volver a convocar a la prensa para desmentir la mayor. “Es un modelo distinto y con una realidad distinta”, ha zanjado el dirigente socialista a media tarde.

El ministro ha continuado la senda de esta mañana, donde ha señalado que el PSOE y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tienen “mucho interés” en que España tenga cuanto antes un gobierno que empiece a trabajar, y aunque no ha confirmado los plazos porque “no están definidos”, sí ha dicho que quieren ir a una investidura lo antes posible. El secretario de Organización del PSOE ha asegurado que las reuniones de este miércoles han sido “absolutamente cordiales, muy agradables y muy fructíferas” y en todas ellas ha percibido una “actitud colaborativa”. La próxima semana continuarán los encuentros.

Un día después de que los líderes del PP, Pablo Casado, y de Cs, Albert Rivera, descartasen una abstención para investir a Pedro Sánchez, el secretario de Organización del PSOE ha dicho este miércoles que en el arco parlamentario hay “más voluntad de construir numéricamente que de obstruir”. “No hay alternativa que no pase porque el presidente sea Pedro Sánchez”, ha afirmado el número tres del PSOE, que ha dicho que se podrá alargar el proceso o “poner todos los palos en las ruedas” pero con las cuentas actuales “es mucho más difícil cualquier otra alternativa” a la de que Pedro Sánchez sea presidente.

Da por descartada la abstención de PP y Cs

A primera hora de la mañana, Ábalos ha trasladado al portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, que sólo contemplan ya un camino para lograr la investidura de Pedro Sánchez, y que pasa por un acuerdo con Unidas Podemos y fuerzas nacionalistas o regionalistas.

Tras la reunión de ambos dirigentes, el dirigente valenciano ha confirmado el escenario que contemplan en el PSOE: “Después de las reuniones de Sánchez con Rivera ha dicho que era un camino que daba por cerrado, que no veía de ninguna de las maneras se pudieran abstener y que sólo había un camino que se estaba abriendo ahora”, ha señalado, en referencia a las reuniones que se mantendrán a lo largo de este jueves con PNV, Compromís, Coalición Canaria, Navarra Suma y PRC.

El diputado ha adelantado que la semana que viene volverán a reunirse para concretar las propuestas concretas de negociación después de las peticiones que ha llevado el dirigente de Compromís, que pasan por un nuevo modelo de financiación territorial con compensación para las comunidades autónomas más desfavorecidas. En este punto, se ha mostrado confiado en que “antes de agosto habrá Gobierno” y ha adelantado que la opción “ideal” sería un Ejecutivo de coalición con más partidos.