Política Operación Kitchen

Dos policías clave incriminan al chófer en el robo de información sensible a Bárcenas

Dos agentes de la UCAO han declarado como testigos ante la Policía y han avalado la versión que el comisario García Castaño dio en sede judicial sobre la sustracción de los móviles al extesorero del PP.

logo
Dos policías clave incriminan al chófer en el robo de información sensible a Bárcenas

Resumen:

La Policía ha tomado declaración a los dos agentes de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) que acompañaron al comisario Enrique García Castaño cuando el chófer de Luis Bárcenas les entregó en un restaurante de Madrid los móviles del extesorero del Partido Popular para que fueran clonados con el objetivo de aprehenderse de información comprometedora de la formación conservadora. Según informan fuentes de la investigación a El Independiente, los agentes de la UCAO han comparecido ante la Unidad de Asuntos Internos de la Policía y han ratificado la versión dada por El Gordo en sede judicial. Ellos acompañaron al ex jefe de la UCAO a un VIPS cercano a la secretaria de Estado de Interior cuando Sergío Ríos Esgueva –el chófer captado como confidente en el marco de la operación Kitchen- les entregó presuntamente los móviles del que fuera gerente del PP para que duplicaran toda la información que había almacenada en los mismos, entre ellos los famosos mensajes intercambiados entre Bárcenas y el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

La Policía ha tomado declaración a los dos agentes de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) que acompañaron al comisario Enrique García Castaño cuando el chófer de Luis Bárcenas les entregó en un restaurante de Madrid los móviles del extesorero del Partido Popular para que fueran clonados con el objetivo de aprehenderse de información comprometedora de la formación conservadora.

Según informan fuentes de la investigación a El Independiente, los agentes de la UCAO han comparecido ante la Unidad de Asuntos Internos de la Policía y han ratificado la versión dada por El Gordo en sede judicial. Ellos acompañaron al ex jefe de la UCAO a un VIPS cercano a la secretaria de Estado de Interior cuando Sergío Ríos Esgueva –el chófer captado como confidente en el marco de la operación Kitchen- les entregó presuntamente los móviles del que fuera gerente del PP para que duplicaran toda la información que había almacenada en los mismos, entre ellos los famosos mensajes intercambiados entre Bárcenas y el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

Se da la circunstancia de que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón tiene previsto citar próximamente en calidad de testigos a dichos agentes, tal y como avanzó este medio.

La confesión de García Castaño

El pasado día 4 de junio, el comisario García Castaño confesó que entregó en el Ministerio del Interior a Francisco Martínez –entonces secretario de Estado de Seguridad– un pendrive con información que había logrado reunir tras las pesquisas que llevó a cabo como jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional en Kitchen. El instructor decidió entonces que tomaría declaración a los dos policías que acompañaron a El Gordo a la reunión con el chófer antes de llamar a declarar en calidad de investigado al ex número 2 de Interior.

Por su parte, Martínez, que se encuentra al borde de la imputación, ha desmentido la versión ofrecida por el policía retirado y ha negado haber participado en ninguna ilegalidad.

Durante su declaración, El Gordo manifestó que la información sensible sobre Luis Bárcenas se la dio a él Sergio Ríos Esgueva, quien fue captado como confidente por Interior y al que se le pagó de la partida de fondos reservados hasta 48.000 euros. Se da la circunstancia de que el chófer –imputado por delitos de robo/hurto, malversación de caudales públicos, allanamiento de morada y prevaricación- siempre ha negado en la Audiencia haber facilitado esos datos a ex altos mandos de la Policía en el marco de esta guerra sucia contra el ex tesorero popular.

Los ‘SMS’ con Rajoy

Además, se da la circunstancia de que García Castaño, que ha empezado a colaborar con la Justicia y a confesar parte de los hechos presuntamente delictivos que cometió ante el juez Manuel García-Castellón y la Fiscalía Anticorrupción, aportó a principios de año a la Audiencia un dossier de documentación que había sido extraída de los móviles de Bárcenas. Entre ese material se encontraban algunos de los mensajes de texto como el famoso “Luis. Lo entiendo. Sé fuerte. Mañana te llamaré. Un abrazo” que dijo el ex presidente del Ejecutivo al hoy condenado por la trama Gürtel.

El comisario también ha reconocido que entró sin orden judicial en el estudio de restauración de la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias. Allí el matrimonio guardaba información sensible de la ‘caja B’ del PP, si bien García Castaño ha declarado ante el juez que no había nada cuando él entró en la vivienda que los Bárcenas tenían en el barrio Salamanca de Madrid.

Comentar ()