Política

Kitchen: el comisario García Castaño entrega al juez los SMS de Bárcenas con Rajoy

La denominada 'brigada política' de la Policía Nacional se hizo con una copia de los mensajes que cruzaron el ex presidente del Gobierno y el ex tesorero del PP en pleno escándalo por la fortuna que Luis Bárcenas ocultaba en Suiza

logo
Kitchen: el comisario García Castaño entrega al juez los SMS de Bárcenas con Rajoy
El exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía Enrique García Castaño.

El ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía Enrique García Castaño, llegando a la Audiencia Nacional con su abogado. EFE

Resumen:

El comisario principal y ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño ha aportado a la Audiencia Nacional parte de la información que le fue clonada al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas de sus móviles a través del dispositivo bautizado como Kitchen. García Castaño, que ha empezado a colaborar con la Justicia y confesar parte de los hechos presuntamente delictivos que cometió ante el juez Manuel García Castellón y la Fiscalía Anticorrupción, aportó a principios de año a la Audiencia un dossier de documentación que había sido extraída de los móviles de Bárcenas. Entre ese material se encontraban algunos de los mensajes de texto que el extesorero y el expresidente del PP Mariano Rajoy se intercambiaron en pleno escándalo por la fortuna que el ex senador mantuvo oculta al fisco español.

El comisario principal y ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño ha aportado a la Audiencia Nacional parte de la información que le fue clonada al ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas de sus móviles a través del dispositivo bautizado como Kitchen.

García Castaño, que ha empezado a colaborar con la Justicia y a confesar parte de los hechos presuntamente delictivos que cometió ante el juez Manuel García-Castellón y la Fiscalía Anticorrupción, aportó a principios de año a la Audiencia un dossier de documentación que había sido extraída de los móviles de Bárcenas. Entre ese material se encontraban algunos de los mensajes de texto que el ex tesorero y el ex presidente del PP Mariano Rajoy se intercambiaron en pleno escándalo por la fortuna que el ex senador mantuvo oculta al fisco español.

El 18 de enero de 2013, tras salir a la luz pública que Luis Bárcenas había escondido en Suiza hasta 48 millones de euros, Rajoy le envió un mensaje de ánimo por el que posteriormente se tuvo que disculpar en el Congreso de los Diputados: “Luis. Lo entiendo. Sé fuerte. Mañana te llamaré. Un abrazo”, dijo el ex presidente del Ejecutivo al hoy condenado por la trama Gürtel.

De hecho, el pasado mes de febrero el propio Bárcenas fue interrogado en esta pieza separada por estos mismos ‘SMS’, ya que dicho material fue presuntamente robado por parte de los miembros de aquel dispositivo «parapolicial» que fue ocultado a la Audiencia Nacional. El que fuera hombre fuerte de finanzas de los populares –testigo y acusación en la denominada operación Kitchen– admitió que él guardaba “muchos mensajes más” con Rajoy, ya que las comunicaciones en aquellas fechas con el que fuera presidente del PP “eran continuas”.

En concreto, los investigadores sospechan que la «organización criminal» que integran varios mandos policiales interceptó a Bárcenas los mensajes que mantuvo con Rajoy entre los años 2012 y 2013. De hecho, tal y como avanzó El Independiente, el comisario García Castaño confesó la semana pasada al juez que él mismo entregó en el Ministerio del Interior a Francisco Martínez –entonces secretario de Estado de Seguridad– un pendrive con información sensible sobre el ex tesorero. En conversación con este diario, el ex número dos de Interior calificó de “absolutamente falsas” las revelaciones del agente conocido como El Gordo.

Clonado de los móviles

A su vez, dicho comisario declaró que esa información se la dio a él Sergio Ríos Esgueva, el chófer de Bárcenas, que fue captado como confidente por Interior y al que se le pagó de la partida de fondos reservados hasta 48.000 euros. El ex jefe de la UCAO proporcionó en sede judicial la identidad de los dos agentes que le acompañaban cuando Ríos Esgueva le pasó los datos del clonado de los móviles de Bárcenas en un restaurante Vips de Madrid. En concreto, el encuentro tuvo lugar en un establecimiento que dicha cadena tiene en las inmediaciones de la Secretaría de Estado de Seguridad. Los mismos serán próximamente llamados a declarar en la pieza separada Kitchen como testigos.

Por otro lado, tal y como adelantó El Independiente, el comisario también ha reconocido que entró sin orden judicial en el estudio de restauración de la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias. Allí el matrimonio guardaba información sensible de la ‘caja B’ del PP, si bien García Castaño ha declarado en sede judicial que no había nada cuando él entró en la vivienda que los Bárcenas tenían en el barrio Salamanca de Madrid.