Política Su declaración en Kitchen

Bárcenas dice que en 2013 intercambió "muchos más" SMS con Rajoy aparte del 'Luis sé fuerte'

El ex tesorero desvela al juez García Castellón que los mensajes con el expresidente del PP en aquella época eran "continuos" y que él no dio instrucción directa alguna para que fueran publicados en 2013.

logo
Bárcenas dice que en 2013 intercambió "muchos más" SMS con Rajoy aparte del 'Luis sé fuerte'
Luis Bárcenas, ex tesorero y ex senador del PP, dirigiéndose a la Audiencia Nacional.

Luis Bárcenas, ex tesorero y ex senador del PP, dirigiéndose a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid). EP

Resumen:

El 1 de agosto de 2013 el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy compareció en el Congreso de los Diputados para señalar que se equivocó “al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía; me engañó. Creí en su inocencia». Se refería al ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, quien en plena guerra por la financiación irregular de su formación filtró dicho ‘sms’ del presidente con el ya célebre “Luis, sé fuerte”.

Este jueves, Bárcenas –testigo y acusación en la denominada operación Kitchen– ha señalado al magistrado Manuel García Castellón y a los fiscales Anticorrupción que él guardaba “muchos mensajes más” con Rajoy ya que las comunicaciones en aquellas fechas con el que fuera presidente del PP “eran continúas”.

El ex gerente ha sido interpelado por esos ‘sms’ ya que dicho material también fue robado a Luis Bárcenas por parte de los miembros de aquel dispositivo policial -bautizado como Kitchen- que fue ocultado a la Audiencia Nacional. En concreto, la red liderada por el comisario José Villarejo interceptó a Bárcenas los mensajes que mantuvo con Rajoy entre 2012 y 2013 cuando ya se conocía  que el ex tesorero almacenaba una fortuna de 48 millones de euros en Suiza.

Según informan fuentes jurídicas a El Independiente, el ex tesorero que fue conducido este jueves a la Audiencia desde los calabozos de la prisión madrileña de Soto del Real ha explicado que, desde prisión, dio orden a su esposa Rosalía Iglesias de que diera su teléfono móvil marca Iphone a su entonces abogado, el letrado Javier Gómez de Liaño. Y que este mantenía muy buena relación con el entonces director de El Mundo Pedro J. Ramírez, al que entregó los mensajes de texto. En este contexto, el ex tesorero recalcó que había “muchos más” sms que los publicados en julio de 2013 por aquel periódico, entre ellos el famoso ‘Luis, sé fuerte’.

Niega grabar la reunión con Rajoy y Cospedal

Asimismo, Bárcenas ha explicado que él no dio ninguna orden directa de filtrar aquellos mensajes pero que confió en su letrado; pareciéndole además bien que fueran publicados.

Tal y como informó en exclusiva este medio, la tesis que manejan los investigadores de ‘Kitchen’ tras analizar gran parte del material incautado al comisario Villarejo en el último año es que el objetivo principal de ese dispositivo creado en 2013 era incautarse de grabaciones sensibles que el extesorero -en pleno escándalo por los sobresueldos de los populares– hizo al entonces presidente de su partido, Mariano Rajoy; a la hoy ex secretaria general María Dolores de Cospedal y al ex vicesecretario Javier Arenas, antaño estrecho amigo del ex gerente.

De hecho, Bárcenas fue interrogado este jueves directamente por esta cuestión. Por un lado, Anticorrupción le preguntó por si grabó la famosa reunión en la sede de Génova en la que se pactó su “despido en diferido” y  a la que asistieron su esposa Rosalía Iglesias, Rajoy, Arenas. Dicho encuentro tuvo lugar en marzo de 2010. Y, por otro lado, le interpelaron por si grabó a este último dirigente del PP en un almuerzo en un restaurante de Sevilla.

El ex tesorero, en la misma línea de defensa que ya siguió en su comparecencia de enero ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, volvió a negar haber realizado cualquier grabación a terceros. No obstante, fuentes de la investigación consultadas sostienen que en el sumario hay material probatorio que apunta a lo contrario: que Bárcenas grababa a sus interlocutores y que los altos mandos policiales de la denominada ‘brigada política’ de Interior tenían orden de aprehenderse de dichas cintas.

El ex senador se encuentra actualmente en prisión tras ser condenado por la Audiencia Nacional 33 años de prisión en la Época I de la trama Gürtel. Además, está a la espera de ser juzgado por el mismo tribunal en la causa de la Caja B del PP. Por su parte, en la operación Kitchen ejerce de acusación particular después de que se haya conocido que desde el Ministerio de Interior se montó un dispositivo policial para espiarlo y sustraerle material sensible sobre la Caja B en plena guerra con la cúpula de su ex partido.