Mientras el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunía en La Moncloa con el líder del PP y de la oposición, Pablo Casado, los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT se han reunido con una delegación de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados encabezada por Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Unai Sordo y Pepe Álvarez han respaldado los compromisos de Iglesias sin enredarse en si tendría que haber ministros o no morados. «No estamos para determinar cómo se tiene que configurar un Gobierno».

El secretario general de Comisiones Obreras Unai Sordo ha sido el primero en calificar la reunión de «productiva». «Compartimos prioridades: un Gobierno progresista y estable y medidas para combatir la desigualdad y la precariedad».

Pepe Álvarez, líder de UGT, ha pedido al Ejecutivo que naciente -si no se repiten elecciones- «derogar las reformas laboral y de las pensiones del PP» para diferenciarse «de la pasada legislatura, donde todo parecía bien cogido pero nunca terminaba de llegar al BOE». «Conformado el programa de Gobierno, lo importante es que ese programa se plasme», ha afirmado el secretario general de UGT.

Álvarez ha ido más allá que Sordo y se ha referido a «quitar cordones sanitarios» en la izquierda, con relación a Unidas Podemos. «El baile de sillas deslegitima».

Lanzar ultimátums a través de los medios es una falta de respeto»

Iglesias, que el lunes por la mañana había afirmado que «amenazar con nuevas elecciones es tomar a los españoles por tontos», ha sido preguntado por el órdago de José Luis Ábalos a Podemos para que estos apoyen «políticas de cooperación». «Me parece una falta de respeto lanzar ultimátums a través de medios de comunicación», ha respondido agriado el líder morado. «Nosotros vamos a proteger las negociaciones y ha ser discretos. Formar Gobierno es una cosa muy seria».