El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias ha repasado en el programa de radio La Cafetera el estado de las negociaciones con el PSOE para formar Gobierno de la nación. «Toca proteger las negociaciones», ha dicho Iglesias, quien ha reconocido «no compartir un estilo de lanzar mensajes a los medios» en alusión al ministro de Fomento José Luis Ábalos o al asesor de Pedro Sánchez, Iván Redondo. «No es sensato negociar si esto fuera un partido de tenis. Las negociaciones son algo mucho más serio».

«Hablar de Gobierno se basa en hablar de equipos. Un día escuchamos al PSOE a través de Ábalos que el tripartito valenciano es un ejemplo de pactos. Otro día que ministros sí pero que Iglesias no. Otros que ministros de Unidas Podemos tampoco».

El líder de la formación morada ha valorado la posibilidad de celebrar elecciones, y el presentador del programa, Fernando Berlín, le ha leído la portada de La Razón según la cual UP perdería 10 diputados. «¿Elecciones?», ha exclamado Iglesias. «Sería una falta de respeto a los ciudadanos amenazar con elecciones. La Constitución prevé que cuando el Rey encarga la formación de un Gobierno hay que arremangarse. Amenazar con elecciones creo que es tomar por tontos a los españoles».

Sabemos lo que pasa cuando el PSOE gobierna en solitario»

Iglesias ha pedido «respeto» para los 3,7 millones de votantes de Unidas Podemos, «que son casi la mitad de los 7,4 millones que votaron a Pedro Sánchez». «Creo que a Pedro Sánchez le toca liderar, y nosotros tomaríamos por tontos a los votantes del PSOE si dijéramos lo contrario», ha agregado. Y ha defendido que haya ministros de Podemos en el Gobierno: «Los papeles lo aguantan todo. Un acuerdo programático está genial, pero después sabemos lo que pasa cuando el PSOE gobierna en solitario.

Preguntado por carteras concretas de Gobierno, ha contestado que «lo primero es hablar de los próximos cuatro años y de programa. Y hablar de programa implica hablar de equipos de trabajo». En un ejemplo un poco forzado, Iglesias ha contado que en el supermercado -donde se encuentra con frecuencia a hermanos del ex ministro socialista Diego López Garrido, ha añadido- el «otro día» un hombre le dijo que le había votado «porque aspiraba a gobernar con el PSOE».