El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha instado este lunes a Rivera a que «escuche a su partido y se abstenga» en la investidura de Pedro Sánchez. «¿Cuántos Tonis Roldán, Javier Narts, Manuel Valls y desmentidos de Macron necesita para que recapacite? Que apoye la investidura o se abstenga. Que no se convierta en un problema para su partido y para España», ha instado el dirigente socialista en rueda de prensa en Ferraz.

Tras la salida de Ciudadanos de Toni Roldán y de la Ejecutiva del partido naranja de Javier Nart, Ábalos ha hecho este llamamiento a esta formación y ha pedido a su líder, Albert Rivera, que «salga de su laberinto» y de la «huida hacia adelante» o que deje de subir «el monte más escarpado a su derecha», porque «no es bueno para nadie y menos para ellos».

Ábalos también ha vuelto a pedir la abstención del PP, que «no puede jugar a ser un partido antisistema» y que «debe desempeñar su labor desde la oposición», y ha insistido en reclamar a Podemos llegar a un acuerdo para la investidura.

Si a Podemos el PSOE le ofrece erigirse como su «socio programático prioritario», a PP y Ciudadanos los socialistas les plantean poner en marcha la legislatura, lo que les permitiría desarrollar el rol de oposición que desean protagonizar, al tiempo que se abren a explorar con ellos consensos en materia de pensiones o a la hora de confeccionar los Presupuestos Generales del Estado.

No de PP y Cs

Pedro Sánchez y Pablo Casado se han reunido este lunes en el Palacio de la Moncloa a petición del presidente del Gobierno en funciones, cita a la que ha acudido el líder del PP “por lealtad institucional”, pero donde se han vuelto a poner de manifiesto las profundas divergencias entre ambos líderes. De hecho, Casado ha pedido al todavía jefe del Ejecutivo en funciones que afronte nuevas medidas legales “para poner freno a los independentistas”, según fuentes conocedoras del contenido de la reunión, aunque Sánchez dependerá de éstos para ser elegido presidente de nuevo.

Además, tras volver a reiterar su “no” en la votación de investidura de Sánchez, le ha reprochado la posición del PSN en Navarra, donde tratará de lograr la investidura con el apoyo de Geroa Bai y la necesaria abstención de EH Bildu. El líder popular ha destacado “la gravedad de tales pactos”, en una cita que ha acabado.

El lunes de la semana pasada, Moncloa solicitó asimismo otra reunión con Albert Rivera, que éste declinó con el argumento de que “ya le ha dicho en dos ocasiones y en persona que los electores han querido que Ciudadanos haga una oposición seria, firme y constructiva” y que así se lo transmitió también al jefe del Estado, Felipe VI, según una nota de la formación naranja. Además recuerdan que la dirección del partido “ha respaldado no apoyar la investidura, ni por activa ni por pasiva, del señor Sánchez”, posición que está en el origen de la crisis y de las fugas que se están produciendo en las últimas horas en la formación de Rivera.