Vox quiere sentarse en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid a pesar de las trabas de Ciudadanos, partido que forma parte de la actual Corporación y que no quiere como socio a la formación voxista. Eso es lo que el partido que dirige Javier Ortega Smith pretende exigir al PP si quiere que la candidata popular Isabel Díaz Ayuso sea investida presidenta de la Comunidad.

Las posibilidades de trocear otra «superconcejalía» son más remotas

Para ello Vox tiene un plan: puesto que Ciudadanos no quiere sentarse a tres bandas en la misma mesa, que sea entonces el PP el que divida una de sus «superconcejalías» (áreas de Gobierno con muchas competencias) y les entregue una de las sub-áreas. Una de las carteras que Vox ha pensado es la de Medio Ambiente, dentro de una más grande que se llama Medio Ambiente y Movilidad y que presidirá el ex consejero delegado de Metro de Madrid Borja Carabante. La decisión final de dar o no eso a Vox recaerá sobre el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

Seguridad, descartada

«Vox tiene decidido sentarse en la Junta de Gobierno», confían fuentes de la negociación. «Y para sentarse en la Junta de Gobierno hay que gestionar un área de peso. No les vale tener alguna de las tres concejalías de distrito de las que se vienen hablando». Las otras posibilidades de trocear una gran cartera son más remotas: la portavoz municipal Inmaculada Sanz también gestiona Seguridad y Emergencias, pero el PP no está dispuesto a entregar el control de la Policía Municipal a Vox. «Algo que sería del agrado de Ortega Smith», añaden los consultados.

Otra de las opciones pasaba por Andrea Levy, portavoz del grupo popular en el Pleno -Inma Sanz dará la cara ante los medios y Levy llevará la voz cantante en el Palacio de Cibeles- y a su vez delegada de Cultura, Turismo y Deporte. Pero trocear cualquiera de las tres últimas concejalías sería un botín demasiado magro para Vox.

Contratos integrales de limpieza

Obtener movilidad encajaría también con otra de las figuras más comentadas estos días: la de la «concejalía-delegada», que viene a ser algo así como ocupar el número dos de un área, un cargo similar al de director general. De esta manera, Vox ambiciona con hacerse con una de las áreas más importantes: Medio Ambiente aglutina las tareas de limpieza viaria, tan controvertidas en la última legislatura al estar supeditadas a los contratos integrales que firmó el Ayuntamiento en la etapa de Ana Botella.

Las negociaciones se prolongarán casi hasta la investidura del 11 de julio en la Asamblea

Los contratos vencen en 2021, por lo que sería Vox el que tuviera la última palabra a la hora de renovarlos o no. Una de las primeras promesas incumplidas del equipo de Manuela Carmena fue la remunicipalización del servicio de limpieza, precisamente por la inseguridad jurídica que habría supuesto el romper con esos contratos. Así lo reconoció la anterior delegada de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés. Sabanés es la gran muñidora de Madrid Central.

El éxito del Manzanares

Medio Ambiente abarca otras múltiples tareas: la retirada de residuos, el talado de árboles, la gestión de Parques y Jardines o la exitosa renaturalización del Río Manzanares conseguida por Inés Sabanés, están dentro de las competencias. En el Manzanares la repoblación vegetal y marina está dando sus frutos, hasta el punto de que ha sido apercibida una nutria -un animal en peligro de extinción- surcando el río estos días a la altura del estadio Vicente Calderón. Todo eso es Medio Ambiente.

Las negociaciones en cualquier caso se prolongarán en el tiempo, ya que el órdago de Vox al PP tiene un plazo de 20 días, hasta prácticamente la investidura del 11 de julio en la Asamblea de Madrid. Las conversaciones tienen lugar al más alto nivel político entre Teodoro García-Egea e Iván Espinosa de los Monteros. Ambos bajo la atenta mirada de Ortega Smith.

Oficialmente, los populares insisten en que todo lo que se pacte se hará «de acuerdo al documento que se firmó en su momento entre el PP y Vox». «El alcalde ha explicado que las negociaciones están en curso y avanzando», explican en la Alcaldía.