Política

El sindicato 'anticasta' de la Policía recibirá unos 157.000 euros al año en subvenciones

Jupol es la nueva organización mayoritaria en el Cuerpo tras arrasar en las recientes elecciones / La Dirección de la Policía paga a los sindicatos 3.600 euros por vocal al año y una cantidad proporcional a los votos obtenidos en los comicios al Consejo

logo
El sindicato 'anticasta' de la Policía recibirá unos 157.000 euros al año en subvenciones
Manifestación en favor de la equiparación salarial de los policías en la céntrica Puerta del Sol de Madrid.

Manifestación en favor de la equiparación salarial de los policías promovida por Jusapol en la céntrica Puerta del Sol de Madrid. EP

Resumen:

Justicia Policial (Jupol), el nuevo sindicato mayoritario en el Cuerpo Nacional tras las elecciones celebradas el pasado miércoles, tendrá derecho a percibir en total unos 157.000 euros al año atendiendo a los resultados obtenidos en su primera cita con las urnas.

El brazo de Jusapol en la Policía Nacional defiende que su llegada al Consejo de Policía -órgano representativo en el que ocupará ocho de las 14 vocalías- supone el fin del «modelo policial» que ha imperado en el Cuerpo durante los últimos 30 años y asegura que su código ético de buenas prácticas y transparencia impedirá a sus dirigentes gozar de «prebendas», como disponer de vehículo a costa de la organización para realizar su trabajo.

Los presupuestos de la Dirección General de la Policía prevén este año una partida de 237.300 euros para subvencionar a las organizaciones sindicales en proporción a su nivel de representación en el Consejo de Policía. A esa cantidad se suman otros 22.867,38 euros por participación en los plenos y comisiones de trabajo del citado órgano, con lo que la cifra total asciende a 259.567,38 euros. El dinero se abona en dos pagos.

El reparto de estas ayudas se desglosa en varios conceptos. De entrada, la obtención de cada representante en el Consejo se retribuye con una asignación de 3.600 euros, por lo que Jupol obtendrá por esta vía 28.800 euros al año tras conseguir ocho vocales.

La Policía paga a los sindicatos 3.600 euros por vocal al año y una cantidad proporcional a los votos obtenidos en las elecciones al Consejo

Una segunda fuente de ingresos públicos será la asistencia a plenos (240 euros por sesión) y comisiones de trabajo (144 euros) de cada uno de sus representantes, remuneración que suma sobre el papel otros 13.440 euros al año atendiendo al número de sesiones que se suelen convocar anualmente -un pleno y una decena de comisiones- y al número de vocales que tendrá esta organización.

Y, en tercer lugar, por los votos válidamente obtenidos en todas las escalas en las que ha concurrido. En el caso de Jupol, el nuevo sindicato contabilizó 29.272 sufragios (26.179 en la escala básica, 2.012 en la de subinspección, 1.066 en la ejecutiva y 15 en la superior), cifra que representa más del triple que la segunda organización que más respaldo obtuvo: el Sindicato Unificado de Policía (SUP) con 9.517 (el 78,2 % en la escala básica).

De acuerdo con el cálculo realizado por este diario a partir del critero de distribución establecido por la Dirección General de la Policía, cada voto equivaldrá una ayuda de 3,92 euros, por lo que a Justicia Policial le corresponderían 114.758 euros al año. Esta cantidad es un 62 % superior a la que se repartirán los cuatro otros sindicatos que han obtenido cada sindicato: 37.306 euros el SUP, 16.201 euros la Confederación Española de Policía (CEP), 9.647 euros la Unión Federal de Policía (UFP) y 8.937 euros el Sindicato Profesional de Policía (SPP).

La cantidad calculada de 3,92 euros es significativamente superior a la abonada el pasado año (2,98 euros por sufragio). Ello obedece a dos razones. En primer lugar, el número de votos contabilizado en estas elecciones ha sido muy inferior, tanto por el hecho de que el censo era menor -68.534 frente a los 76.738 de 2015- como por que la participación también se ha quedado varios puntos por debajo de la alcanzada hace cuatro años. Y, en segundo lugar, por el hecho de que entran en el reparto los 7.200 euros de la asignación correspondiente a dos vocales que ahora no se distribuirán al haberse reducido las vocalías de 16 a 14.

La factura del SUP

De esta forma, el descalabro electoral le pasará factura al SUP en términos económicos. De acuerdo con los datos detallados en el Sistema Nacional de Publicidad de Subvenciones (dependiente del Ministerio de Hacienda), el sindicato que ha tenido la hegemonía en el Cuerpo hasta ahora percibió el pasado año 104.774 euros por los resultados obtenidos en las elecciones celebradas en junio de 2015: siete de los 16 vocales entonces en liza y 24.864 votos. Con los sufragios y la representación lograda ahora, el SUP ingresará unos 47.600 euros.

En una entrevista concedida a El Independiente, el presidente de Jusapol, Natán Espinosa, descartó implícitamente que Jupol vaya a renegar de las ayudas públicas. «El problema no está en renunciar a esas subvenciones, sino en la transparencia. Si se publica esa ayuda y se le dice a los afiliados los fines en los que revertirá… El problema no es la subvención, sino qué haces con ella. Hay que hacer un uso razonable y dedicado al socio», ha mantenido.

«Evitar las malas prácticas»

Espinosa asegura que el código ético de buenas prácticas y transparencia de la organización -nacida en 2017 para reivindicar la equiparación de las nóminas de policías nacionales y guardias civiles con las de los mossos y ertzainas– impide las «prebendas». «Queremos evitar las malas prácticas y los abusos que ha habido hasta ahora», sostiene.

Como viene informando este diario, el secretario general de la UFP, Víctor Duque, está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción 32 de Madrid como posible autor de delitos de malversación de caudales públicos y apropiación indebida, al cargar presuntamente gastos privados a la organización sin relación con la actividad sindical. Por su parte, la comisión gestora nacional de la CEP ha establecido unas normas de gestión económica que impiden a los miembros de la ejecutiva a percibir asignación económica por su trabajo y a que se les pague el alquiler de la vivienda en Madrid si su domicilio habitual se encuentra fuera de la capital, entre otras limitaciones.

Las cuotas, principal vía de ingresos

Con todo, la principal vía de ingresos de los sindicatos es la cuota que abonan sus afiliados. Con datos referidos al pasado 31 de mayo, el SUP era la organización con más socios: 17.650. Le seguían Jupol (12.733), CEP (11.978), UFP (7.778) y el SPP (3.300). Existen otros 11.635 agentes que no están vinculados a ninguna sigla.

De otro lado, el secretario general de Jupol recibió una llamada a finales de la pasada semana como primer paso para mantener una reunión con la Dirección Adjunta Operativa (DAO) esta semana. Según las fuentes consultadas, en dicha conversación se le transmitió la intención del director general, Francisco Pardo Piqueras, de recibirles una vez que se constituya el nuevo Consejo de Policía tras las elecciones celebradas el pasado miércoles.

El SUP tiende ahora la mano a Jupol para «sumar fuerzas»

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), históricamente la organización hegemónica en el Cuerpo Nacional y principal derrota en las elecciones al Consejo de Policía al perder cinco de los siete vocales que tenía, ha tendido la mano a Justicia Policial (Jupol) para «sumar fuerzas» y lograr que los agentes «tengan el suelo y las condiciones que se merecen».

«Hace falta luchar junto con el resto de sindicatos. Y por eso creemos necesario apostar por el diálogo con ellos, empezando por Jupol, que en un teletipo de una agencia de noticias ya ha reclamado que no haya cordones sanitarios. Estamos de acuerdo con ellos y apostamos por un nuevo tiempo de respeto, de escuchar y comprender, de sumar fuerzas para que este trabajo, el de los policías nacionales, tenga el sueldo y condiciones que merece», sostiene en un comunicado.

El SUP reconoce que no se han cumplido sus previsiones y aboga por llevar a cabo «una profunda revisión de estrategias para detectar errores y cambiar el rumbo». De la nota no se desprende una eventual dimisión de los miembros de la ejecutiva nacional del sindicato por los resultados obtenidos.

«Los policías han hablado, han dicho qué quieren y qué no y desde hoy iniciamos un proceso que no puede esperar un minuto más. El cambio es uno de los tres pilares del lema congresual del SUP y sólo desde esa evolución es posible recuperar el voto para ser útiles al servicio de una Policía Nacional en la que los sueldos, medios y condiciones de trabajo sean mucho mejores», añade.