Las imágenes de la Cumbre del G20 que se celebra en Osaka, retransmitidas por el Gobierno japonés, han mostrado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señalando al español Pedro Sánchez el asiento donde debía sentarse, unas imágenes que fuentes del Palacio de la Moncloa han explicado como «una broma».

Las imágenes muestran a Sánchez saludando a Trump junto a la mesa del plenario y éste le responde, con gesto serio, señalándole su asiento. Sánchez, con una amplia sonrisa, se sienta en el lugar que le corresponde.

No obstante, Moncloa ha explicado después, según una persona de protocolo que estaba allí, lo que ha sucedido es que Trump le ha hecho un comentario jovial, «tienes un buen sitio», y Sánchez se ha reído de la ocurrencia. Así, las fuentes han negado que Trump le estuviera mandando sentarse. Sánchez está sentado en la gran mesa redonda del G-20 entre los representantes de la India y de Chile.

En las imágenes también se ha podido ver a Pedro Sánchez saludando al heredero saudí, Mohamed bin Salman, y al presidente francés, Emmanuel Macron, hablando al oído de Trump durante un rato antes de sentarse en su sitio.

La organización también ha difundido imágenes de los acompañantes de los líderes, que han tenido un programa paralelo, y se ha podido ver a la esposa de Sánchez participando en la visita a un jardín y departiendo con la mujer del presidente francés, Brigitte Macron.