Política

Casado reitera a Sánchez su negativa a abstenerse en la investidura

Le ofrece, no obstante, once pactos de Estado, incluso el presupuestario "si baja los impuestos"

Pedro Sánchez y Pablo Casado durante su reunión de este martes

Pedro Sánchez y Pablo Casado durante su reunión el martes pasado en el Congreso. EFE

Cerca de hora y media ha durado la cuarta reunión del presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Pedro Sánchez y Pablo Casado, respectivamente. Tras el fiasco del encuentro que Sánchez ha mantenido por la mañana con Pablo Iglesias, de la que han salido con fuertes reproches y versiones diametralmente opuestas, que auguran una investidura fallida los días 23 y 25 de este mes, el encuentro con Casado tenía más de protocolario que otra cosa.

Nada se ha movido respecto a la negativa del líder popular a abstenerse en la votación de esos días para facilitar la reelección del inquilino de la Moncloa. «Mi obligación es venir a  este tipo de encuentros», ha afirmado al arranque de su intervención ante la prensa en contraposición a la decisión de Albert Rivera de no atender a la invitación de Sánchez «y vamos a hacer todo lo posible para que la situación política en España se desbloquee». Pero dicho esto ha afirmado que «es compatible con mantener nuestra posición, no podemos facilitar su investidura».

Mediador con PNV, Navarra Suma y CC

Sánchez no le ha planteado este asunto abiertamente, el de la abstención del PP, pero sí de forma colateral. Lo que sí parece estar dispuesto a hacer Casado, según fuentes populares, es mediar para hacer compatible el apoyo del PNV y de Navarra Suma si se respeta que este partido gobierne en Navarra, donde ganó las elecciones. Ya se ofreció a mediar con Coalición Canaria, pero si bien el presidente en funciones, Fernando Clavijo, estaba abierto a facilitar la investidura de Sánchez, fue su portavoz parlamentaria en el Congreso, Ana Oramas, la que cerró esa puerta.

Anima a Sánchez a «no perder el tiempo»

Casado ha basado su negativa a abstenerse en que «no tenemos nada que ver con el PSOE. Está en las antípodas de lo que el PP considera fundamental para España»; también por «coherencia con nuestro programa electoral y hacia nuestros votantes, que no quieren que la izquierda gobierne en España». Asimismo por responsabilidad ya que «no sería bueno que España se quedase sin alternativa política.»

Se queja Casado de que dos meses después de las elecciones «Sánchez no está planteando una propuesta de futuro que pueda tener los votos suficientes» y anima a no «perder el tiempo», pero «no se le puede pedir al PP que resuelva los problemas de Sánchez», sobre todo si éste insiste en un gobierno monocolor con 123 escaños. Aún así, su intención es mantener la interlocución con todos los partidos como muestra de «responsabilidad».

Por contra, dice estar dispuesto a llegar a acuerdos con el gobierno en distintas materias, incluso presupuestarias «si bajan impuestos» o en política territorial ante el desafío independentista en Cataluña. Pero, en definitiva, Sánchez «ya ha elegido a sus socios. Ha alcanzado pactos de gobierno en siete comunidades, con Podemos y confluencias y con partidos independentistas a veces sacándonos del gobierno como en Badalona», donde Xavier Albiol ganó las elecciones municipales.

Asegura no contemplar una repetición electoral, entre otras cosas porque nada impide que, a grandes rasgos, vuelva a repetirse el mismo resultado entre bloques. Tras sugerir que quizá debería haber  un cambio de modelo como el griego, donde el ganador recibe una prima de 50 escaños y nuestra Constitución permite un Congreso de 400 diputados, ha subrayado que entre las posibles fórmulas de gobierno «somos la última puerta ante la que llamar».

Asegura que la voluntad de Vox es apoyar la investidura de Díaz Ayuso

Respecto a su cita por la mañana con el líder de Vox, Santiago Abascal, ha explicado que la buena voluntad de ambos de llegar a acuerdos. Los equipos regionales van a seguir hablando, trabajando en la investidura de Isabel Díaz Ayuso en Madrid y en la de Fernando López Miras en Murcia, ha dicho. Pero lo cierto es que Vox ha vuelto a reiterar su negativa a apoyar a la popular en la reunión tripartita que se ha celebrado esta tarde en la Asamblea de Madrid entre Isabel Díaz Ayuso, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio. Este miércoles se celebrará, finalmente, una investidura sin candidata.

Reunión de Sánchez con Iglesias

Posteriormente, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha evitado confirmar que Iglesias haya exigido a Sánchez ser nombrado vicepresidente del Gobierno como condición para apoyar su investidura, una reclamación filtrada por los socialistas y que la formación morada ha desmentido rotundamente.

«Permítanme que no desvele las conversaciones privadas del señor Sánchez», ha señalado la portavoz del PSOE al ser preguntada por esa abierta contradicción manifestada por los partidos en un asunto tan concreto y que, al parecer, condiciona la investidura del presidente del Gobierno e incluso la posible repetición de las elecciones generales.

Lastra ha indicado que su papel es «hacer un resumen» de la reunión y, en ese sentido, ha insistido en reprochar a Podemos que, a su juicio, no está aceptando negociar un programa para un gobierno monocolor del PSOE.

En todo caso, ha negado que se hayan roto las negociaciones, entre otras cosas porque, según dice, ese proceso todavía no ha comenzado: «No podemos dar por zanjada una negociación que aún no ha empezado», ha dicho.

 

 

Comentar ()