El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha emitido un comunicado este viernes en el que asegura que renuncia a entrar en el próximo Consejo de Ministros. Sin embargo, pide al PSOE que no haya «más vetos» a su equipo y pide la conformación inmediata de un gobierno de coalición para despejar ya la tortuosa negociación de investidura, que va camino de durar tres meses.

«España necesita ya un gobierno de coalición de izquierdas que asuma que los derechos sociales tienen que ser el eje de gobierno», arranca el secretario general morado. «El PSOE dice que el único escollo que evita ese gobierno soy yo. He estado reflexionando en estos días y no voy a ser la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición», anuncia en un vídeo grabado y enviado a través de distintas redes sociales.

«Mi presencia en el Consejo de Ministros no va a ser el problema siempre y cuando el PSOE asuma que no puede haber más vetos y que la presencia de Unidas Podemos en el próximo gobierno tiene que ser proporcional a los votos, así como que la propuesta lógicamente la va a hacer Unidas Podemos». El líder de Podemos traslada así la presión a Sánchez para el gobierno de coalición y responde al órdago de los socialistas por el cual el obstáculo es él, como resaltó este jueves el presidente en funciones en televisión.

Mandato a Echenique

«He trasladado esto a Pedro Sánchez y he pedido a Pablo Echenique que traslade al PSOE nuestra voluntad de negociar ya un gobierno de coalición de izquierdas. Un acuerdo integral (programa y equipos), para sacar adelante la investidura la semana que viene».

Este jueves por la tarde, Iglesias salió fortalecido de un referéndum en el que votaron casi 140.000 inscritos. El 70% de los votantes exige a Unidas Podemos que entre en un gobierno de coalición. Pero esa consulta alejaba más la posibilidad de un acuerdo, que ahora vuelve a estar cerca tras su salida. Sería el primer gobierno de coalición de la historia de la democracia española.

El veto de Sánchez en directo en el programa Al Rojo Vivo irritó a Podemos, hasta el punto que Irene Montero o Echenique pidieron al presidente en funciones «rectificar». «“Necesito un vicepresidente que defienda la democracia en España», resaltó Sánchez. Según lo expresado por los socialistas, no habrá más vetos a otros dirigentes morados.

Conversación con Sánchez

Iglesias ha comunicado a Sánchez su renuncia antes de lanzar el vídeo, según explican en la dirección de Podemos. Se trata de la tercera gran concesión podemista: la primera, renunciar al referéndum en Cataluña sobre la independencia y asumir los postulados del PSOE; la segunda, desafiar al PSOE a ir a la investidura para ver si los números salen (176 escaños) tras asegurar éstos que era matemáticamente imposible; la tercera, este viernes con su marcha.

A lo largo de las conversaciones, el PSOE ha acusado siempre a su rival de anteponer cargos a programas (el presidente en funciones se contradijo ayer al decir que Iglesias solicitó una vicepresidencia, algo que negó días atrás), y hace dos semanas propuso a Podemos que nombrara a «independientes» para su Ejecutivo. El secretario general tildó la propuesta tecnócrata de «idiotez», término que ofendió a Sánchez, tal y como reconoció el líder del PSOE. Tras los numerosos agravios, ahora la investidura podría despejarse con la noticia de la retirada del profesor de la Complutense.