Los inscritos de Podemos han votado abrumadoramente a favor de participar en un «Gobierno de coalición integral» en la consulta a los inscritos sobre si Unidas Podemos debe coaligarse con el PSOE o apoyarlo desde fuera. «El 70% de las personas inscritas que han participado en la consulta han decidido la opción de un gobierno de coalición integral (programa y equipos) sin vetos», reza el mensaje que ha enviado el partido.

A falta de desglosarse los resultados con más detalle, han sido emitidos 138.488 votos, informa el partido. La pregunta a la que debían de contestar las bases rezaba así: “¿Cómo deben votar las diputadas y diputados de Podemos?”, y tenía dos respuestas. Primera, “acuerdo integral de Gobierno y programático con Pedro Sánchez”, y segunda, “voto a favor o abstención a un Gobierno monocolor del PSOE y apoyo programático desde fuera”.

La militancia de Podemos respalda, así pues, que los morados entren en el Consejo de Ministros, además de acordar un programa electoral. A lo segundo no se opone el PSOE: a lo primero sí que hay líneas rojas; la que ha marcado Sánchez este jueves a mediodía, vetando la entrada del líder de Podemos Pablo Iglesias.

La consulta se ha celebrado en plenas negociaciones y arrancó el viernes pasado por la tarde tras ser anunciada por la portavoz Noelia Vera. En total ha durado algo menos de seis días.

Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía y perteneciente a la corriente Anticapitalista, ha sido de las más críticas con la consulta, tildándola de «insulto a la inteligencia». En opinión de Rodríguez, la pregunta tenía que haber sido «pacto de gobierno con el PSOE sí, no o abstención, y dar los detalles del pacto que se somete a consulta», según apuntó en Twitter la semana pasada. En términos parecidos se expresó Ramón Espinar, reconvertido en crítico meses después de su dimisión como secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid.