Aldrin posa delante de la bandera estadounidense el 20 de julio de 1969 | NASA

Aldrin posa delante de la bandera estadounidense el 20 de julio de 1969 | NASA NASA

logo
Sí, llegamos a la luna: mitos y teorías de la conspiración

Astronomía | Inteligencia artificial & Ciencia | Política

Sí, llegamos a la luna: mitos y teorías de la conspiración

La ciencia ha demostrado por activa y por pasiva que el hombre ha pisado la Luna, pero las teorías de la conspiración han perseguido siempre este hito de la humanidad. Si uno busca en google “We never went to the Moon”, aparecen más de 500 millones de entradas. ¿Por qué?

Que la bandera no ondea. Que el módulo lunar no dejó cráter. Que quién grabó a Neil Armstrong dando ese primer paso. Que todo fue un montaje hollywoodiense…

Hay gente que cree también que las vacunas causan autismo. Con las creencias hay poco que hacer»

“Para saber que llegamos a la Luna es tan sencillo como coger un telescopio y enfocar a la Luna. Veremos un espejo y otros restos de misiones lunares que dejaron los astronautas”, explica a El Independiente José A. Pérez  Ledo, creador del programa Orbita Laika y director del documental Estación Apolo que se ha estrenado recientemente en Canal Historia.

“Hay gente que cree que no llegamos a la luna. Hay gente que cree que las vacunas causan autismo. Hay gente que cree que la Tierra es plana. Hay gente que cree que cuando nadie les mira se vuelven invisible. Hay gente que cree que la luz del sol les alimenta y no necesitan comer”, señala Pérez Ledo. “Hay gente que cree un abanico enorme de creencias, pero la divulgación no tiene que enfrentarse a esta gente. Estamos para ocuparnos de otras cosas y no para luchar contra esta minoría. Contra las creencias hay poco que hacer”.

De la bandera al módulo lunar

A continuación, un repaso a las principales teorías de la conspiración desmontadas por la ciencia y recabadas esta semana por el equipo de verificación la agencia EFE con motivo del 50 aniversario de la llegada a la Luna.

  • La bandera ondea: El principal argumento de los negacionistas de la llegada del hombre a la Luna es el movimiento de la bandera estadounidense que Armstrong y Aldrin colocaron en la superficie lunar.

En los vídeos parece  que el trozo de tela ondea, algo imposible porque, al no tener atmósfera, no hay viento en el satélite terrestre. El astrónomo estadounidense Philip Plait, autor del sitio web Bad Astronomy, sostiene que la bandera no está ondeando: «Se ve así por la forma en la que se desplegó». La bandera se sujetaba de una varilla horizontal y otra vertical para mantenerse erguida, pero no se desplegó del todo: «La bandera no se extendió completamente. Tiene una ondulación, como una cortina que no está completamente cerrada».

  • El módulo no dejó cráter en la superficie lunar: Otro clásico argumento alimentado por las escenas de ciencia ficción es la falsa creencia de que debería haber un gran hoyo y polvo en suspensión en el lugar donde alunizó el módulo.

La gravedad lunar es equivalente a la sexta parte de la de la Tierra, por lo que el peso del módulo era la sexta parte del que tenía en nuestro planeta, algo menos de 3 toneladas. Eso se traduce en el peso de dos automóviles, una cifra insignificante para la masa de la Luna.  Además, según relata la NASA, el módulo se posó sobre la superficie lunar sin motores, ya que fue suficiente con dejarlo planear, lo que provocó un impacto mínimo.

  • Una «C» sobre una roca: En una de las imágenes divulgadas por la NASA se aprecia una letra «C» inscrita en una roca.

Sin embargo, ha quedado demostrado que la supuesta letra es una imperfección en la impresión de las copias de la fotografía original, probablemente causada por un pedazo de fibra o de un cabello. En la fotografía original publicada por la agencia espacial se puede comprobar que la «C» no aparece por ningún lado e incluso en otras imágenes se  encuentran anomalías similares, producto de un revelado precario y defectuoso.

  • Todos los fondos son iguales: Hay fondos idénticos en las fotos que, según sus títulos, fueron tomadas a kilómetros de distancia. Este hecho ha sido utilizado por muchos negacionistas de la llegada a la Luna para decir que se utilizó un fondo pintado.

Para empezar, los fondos no eran idénticos, simplemente similares. Lo que parecen colinas cercanas en algunas fotos son en realidad montañas a muchos kilómetros de distancia. En la Tierra, los objetos que están más lejos aparecen «desenfocados». En la Luna, al no haber atmósfera ni bruma que oculte los objetos lejanos, estos aparecen más claros y cercanos y se aprecian peor las distancias.

  • ¿Quién grababa a Armstrong?: En el imaginario colectivo se ha instalado la escena del cosmonauta descendiendo del módulo lunar. Pero, si él fue el primer hombre en pisar la Luna, ¿quién o qué estaba tomando esas imágenes?

Por mucho que los escépticos señalen a Kubrick como autor, lo cierto es que las imágenes las recogió una cámara de baja resolución que se había montado en un Modularized Equipment Stowage Assembly (MESA), como recogen revistas especializadas y explica el escritor, historiador y periodista Stuart Hardwick. Los MESA eran sistemas de soporte y ensamblaje que transportaban de forma autónoma los denominados «paquetes de experimentos Apolo», entre ellos esta videocámara. La colocación de la cámara en el MESA hizo posible transmitir los primeros pasos de los astronautas a medida que descendían por la escalera del módulo. Después, la cámara se separaría de su soporte, se montaría en un trípode y se alejaría para mostrar el progreso de la misión.