Política

Las líneas rojas de Podemos: o Trabajo o Energía para investir a Pedro Sánchez

Unidas Podemos reclama una de las dos carteras para desarrollar alguna de sus promesas: subir el SMI, bajar la factura de la luz, recortar la emergencia climática...

logo
Las líneas rojas de Podemos: o Trabajo o Energía para investir a Pedro Sánchez
Pablo Iglesias, en un mítin en el año 2014.

Pablo Iglesias, en un mítin en el año 2014. EP

Resumen:

La filtración masiva el miércoles por la tarde-noche por parte del PSOE de los documentos de negociación entre los socialistas y Podemos para nombrar presidente a Pedro Sánchez ha dejado la investidura del Gobierno besando la lona. El actual Ejecutivo en funciones da las negociaciones por «totalmente rotas»; Podemos insta al PSOE a seguir negociando y denuncia que los documentos filtrados no se corresponden con la realidad. La ciudadanía y la prensa están desconcertadas del tira y afloja y, planeando sobre todo lo anterior, dos carteras ministeriales que en el fondo suponen el obstáculo principal para pactar un Gobierno de coalición progresista.

Se trata de los Ministerios de Trabajo y de Transición Energética, el segundo un híbrido entre la cartera de Transición Ecológica que actualmente dirige Teresa Ribera y el de Energía -dentro de Industria- cuya titular es Reyes Maroto. Los cinco ministerios que -según la filtración- plantea Podemos (Derechos sociales y Economía de los Cuidados, Trabajo, Igualdad, Transición Energética y Ciencia) o los tres que contraoferta el PSOE (Vivienda, Sanidad e Igualdad), además de una Vicepresidencia aceptada por ambas partes, no son el gran escollo: lo son Empleo y Transición Energética solamente.

Los escollos no son Igualdad, Ciencia, Vivienda, Sanidad o Turismo y Deportes

Según denunciaban el miércoles por la noche portavoces oficiales de Podemos, «el PSOE nunca ha hecho una oferta que nos permitiese desarrollar políticas como subir el Salario Mínimo Interprofesional, acabar con la temporalidad, escuelas gratuitas de 0 a 3 años, bajar la factura de la luz, medidas para combatir la emergencia climática…». Y añaden: «Nos han llegado a decir que no podemos tener la cartera de Trabajo porque «somos incómodos para la CEOE».

Casi todas estas exigencias se integran en los dos ministerios arriba aludidos. Preguntados por esta línea roja, Podemos no ha respondido. Pero en su propuesta «inicial» a los socialistas se incluyen las competencias de ambas carteras: la de Transición Energética Energía abarca la importantísima área de «gas y mercado energético», fundamental para «bajar la factura de la luz», como corean los morados. También comprende la gestión en «movilidad sostenible», en «protección del medio ambiente» y «derechos de los animales».

Trabajo abarca áreas mastodónticas y Transición Energética regular «el mercado del gas»

En cuanto a Trabajo, las tres subáreas que solicitan los morados son mastodónticas: exigen negociar el traspaso de competencias en «empleo», «autónomos» y «pensiones», divisiones que implican un desembolso social de miles de millones de euros. Pero recelan de no administrar una de las dos carteras y gestionar otras más testimoniales como Igualdad, Agricultura y Pesca, Sanidad, Turismo y Deporte, Cultura o Vivienda, un área que tildan de «descafeinada»: «El PSOE dice que ofrece Vivienda, pero sin capacidad para regular el precio de los alquileres o para que no haya desahucios sin alternativa habitacional», se desmarcan.

Transferir a Unidas Podemos sendas carteras incomoda a los pesos pesados del partido socialista. «A veces nos proponían ponernos al frente de ministerios en los que reconocían no saber cuáles eran las medidas programáticas que defendíamos», cargan en UP.

Documento con «truco»

La multitud de documentos filtrados ha irritado a los negociadores podemistas. Y critican que las propuestas del PSOE, «ministerios inexistentes o vacíos», no se han producido a la vez, «nunca todos juntos sino siempre por separado». «Ese documento que han enviado tiene truco: puede parecer que las han ofrecido de manera acumulativa y no ha sido así, nunca estaría Podemos en más de uno o dos de los que aparecen en ese listado y siempre para evitar acceder a compartir los ministerios que nos permitirían desarrollar políticas sociales».

La gran batalla está en la ecología y en el empleo a escasas horas de la segunda investidura. De momento vuelve a ser una investidura fallida, como sucedió el martes.