Política

Sánchez carga contra Iglesias tras reunirse con el Rey: "La desconfianza es recíproca"

logo
Sánchez carga contra Iglesias tras reunirse con el Rey: "La desconfianza es recíproca"
El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la entrada del Palacio de Marivent.

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la entrada del Palacio de Marivent. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha aprovechado su reunión con el Rey Felipe VI en el Palacio de Marivent de Palma para endurecer su discurso contra Pablo Iglesias: «La desconfianza es recíproca». «Tanto insistía Pablo Iglesias en que no confiaba en el PSOE, que somos nosotros quienes hemos acabado desconfiando de él», ha reprochado.

La reunión entre el Rey y el presidente en funciones de este miércoles llegaba después de la llamada de atención del monarca tras la investidura fallida, que aseguró que «lo mejor es encontrar una solución antes de ir a las elecciones». «Esperemos que haya margen para que los partidos que tienen la confianza de los ciudadanos después de las últimas elecciones puedan encontrar una solución y si no la encuentra, pues también hay una solución dentro de los cauces constitucionales», señaló el jefe del Estado.

Un mensaje, según a declarado Sánchez tras la cita en Marivent, con el que el Rey expresó con «mucho acierto» lo que quieren la gran mayoría de españoles. El líder socialista, que ha llegado casi una hora tarde a su cita en Marivent, ha asegurado que su «propósito» es crear una propuesta «progresista» para poder constituir un gobierno cuanto antes.

«La sociedad española no quiere elecciones, la sociedad quiere que se materialice el mandato de las pasadas elecciones del 28-A», ha reiterado. Además, ha pedido tanto a PP como a Cs que se abstengan para que no sean las fuerzas independentistas las que faciliten la conformación de un gobierno. Respecto a Podemos, el líder socialista ha afirmado que la desconfianza entre ambos partidos es «recíproca» y ha insistido en que la formación morada tiene que respaldar su «propuesta progresista y común de Gobierno».