El Ministerio del Interior privatizará la gestión de los datos privados de los pasajeros de vuelos que despeguen o aterricen en España. En concreto, el ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska ha publicado una licitación abierta hasta el próximo 4 de septiembre por la cual se subcontrata el «servicio de mantenimiento preventivo y correctivo del sistema PNR (Registro de Nombres de Pasajeros, en inglés) ubicado en las dependencias de la Secretaría de Estado de Seguridad».

Así lo ha denunciado el partido Vox y comprobado El Independiente a través de publicaciones en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en webs sobre contrataciones públicas, donde viene recogida la licitación. Ésta se eleva hasta casi 4 millones ( 3.818.120,00 euros, exactamente).

El PNR ha sido objeto de gran polémica en la Unión Europea. Su implantación se negoció durante 10 años, hasta que el Parlamento Europeo aprobó definitivamente el 14 de abril de 2016 la denominada Directiva 2016/681, que endurecía el registro de datos: esto es, pasaron a incluirse vuelos intracomunitarios y se amplió el tiempo de almacenamiento de dichos datos personales.

Eurodiputados socialistas, liberales e izquierdistas protestaron, pero la directiva salió adelante, en un debate enardecido por los atentados terroristas de enero y noviembre de 2015 en París (Charlie Hebdo, Bataclan, etcétera). Lo que hace ahora el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez es trasponerla a la legislación española. La externalización del control del PNR es en cambio una decisión propia del PSOE.

Según ha denunciado la portavoz voxista en el Congreso de los Diputados, Macarena Olona, en su cuenta de Twitter, «el Ministerio del Interior subcontrata la gestión del Gran hermano antiterrorista». «Una empresa privada será la encargada de gestionar el Sistema PNR, que almacena todos los datos de los pasajeros. ¿Pensaban que por ser agosto pasaría inadvertido? El coste es de casi 4.000.000 euros», deplora Olona.

La duración del contrato, según el BOE, será de dos años (24 meses). En el hilo de Twitter publicado por la diputada nacional, Olona critica que los «datos privados» de todos «ya no estarán en poder del CITCO», el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado creado en 2014. «Ahora una empresa privada también tendrá acceso a ellos. Se ha denominado al contrato de mantenimiento. Los 31 folios del Pliego lo desmienten. Igual que el coste. Se subcontrata la gestión».

En otra publicación, la dirigente de Vox expone los datos de los pasajeros que se verán subcontratados. Entre ellos se incluye la fecha de compra del billete, el origen y destino del vuelo o el nombre, la dirección y los datos de contacto del viajero; los datos de la tarjeta con la que se efectúa el pago, la asiduidad con la que el cliente coge vuelos o el asiento concreto del avión.