Política

La histórica sentencia a los líderes del 'procés' marcará un convulso año judicial

Junto al fallo del 'procés', se conocerá la sentencia del caso ERE, la del borrado de los discos duros de Bárcenas o la resolución del caso Bankia. El bloqueo político también afectará a la renovación de la cúpula judicial.

Imagen tomada de la señal institucional del Tribunal Supremo, del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras (de espaldas-c), durante su turno de última palabra este miércoles en la 52ª y última jornada del juicio del "procés", donde está acusado de rebelión, y en el que ha pedido "devolver la cuestión al terreno de la política", de donde, según ha dicho, "no debería haber salido", y ha reiterado que "votar y defender la república" no puede ser delito.

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, durante su declaración en la última jornada del juicio del 'procés'. EFE

El Rey Felipe VI presidirá el 9 de septiembre en el Tribunal Supremo la apertura del Año Judicial rodeado de las principales personalidades de la cúpula judicial. Sin duda, el curso 2019/2020 en los tribunales estará marcado por la sentencia histórica del ‘procés’. Pero no será el único asunto que acaparará las portadas de los principales medios de comunicación del país en los próximos meses: el avance de las pesquisas en torno al polémico comisario de Policía José Manuel Villarejo, la primera sentencia del caso ERE en Andalucía, la decisión del Alto Tribunal sobre la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, el juicio por el asesinato del niño de ocho años Gabriel Cruz, etc, también protagonizarán el nuevo Año Judicial.

Se prevé un año intenso tanto en la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo con la celebración de juicios importantes –a la ex cúpula de los Mossos D’Esquadra por el 1-0, por la caja B del Partido Popular, la red de extorsión en Ausbanc, el frente de ‘makos’ de ETA, etc- y la notificación de sentencias como la que dictará la Sala que preside el magistrado Manuel Marchena por el desafío independentista catalán o la que notificará la Sección Cuarta de la Audiencia para la ex cúpula de Bankia por la salida a Bolsa de la entidad.

Lo previsible es que el Supremo notifique el fallo del procés durante la primera quincena del mes de octubre

Según informan fuentes jurídicas a El Independiente, lo previsible es que el fallo para los ex miembros del Govern que proclamaron de forma unilateral la independencia de Cataluña en otoño de 2017 se notifique durante la primera quincena del mes de octubre antes de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ubicado en Luxemburgo, se pronuncie sobre el alcance de la inmunidad del ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras. Además, el Alto Tribunal también prevé dar a conocer la extensa sentencia –que tensará las relaciones con Cataluña- antes de que se cumplan los dos años en prisión de los Jordis, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, que se cumplen el próximo 16 de octubre.

Un fallo por unanimidad

Las distintas fuentes consultadas explican que las deliberaciones se encuentran en estado muy avanzado y la redacción de la resolución transcurre a buen ritmo por lo que el tribunal –que se ha blindado férreamente ante las filtraciones- se muestra optimista con que la sentencia se pueda notificar antes de que Luxemburgo falle sobre Junqueras. En la Sala los siete magistrados que juzgan el ‘procés’ trabajan en estos momentos para tratar que el fallo sea unánime y todo apunta a que así será.

Fuentes jurídicas recuerdan que el Alto Tribunal hubo durante años un pacto tácito en las sentencias de terrorismo. En la Sala de lo Penal no se dictaron resoluciones judiciales con votos particulares en delitos terroristas mientras que la organización ETA cometía atentados y mataba a seres inocentes. Era otra cuestión de Estado. Muy diferente pero, al fin y al cabo, una cuestión de Estado. Esta circunstancia cambió a raíz de que la banda anunciara su cese definitivo de la violencia y ahora hay ocasiones en las que sí se suscriben votos particulares a la hora de resolver recursos de casación de causas por terrorismo.

Aunque las consecuencias de las hipotéticas condenas son imprevisibles, es altamente probable que los líderes del ‘procés’ acudan al Tribunal Constitucional en amparo (previamente tendría que presentar un incidente de ejecución de sentencia ante la Sala Segunda). El foco pasaría del Supremo al guardián de la Carta Magna. De momento, el tribunal de garantías ha dado una respuesta unánime en la cuestión catalana aunque en más de una ocasión lo hizo tras abordar un intenso debate en sus sesiones plenarias.

Entre los grandes casos judiciales sobrevuelan dos nombramientos importantes: los presidentes del Supremo y CGPJ y el Tribunal Constitucional

Y sobrevolando ambos tribunales, Supremo y Constitucional, se encuentra en este nuevo curso judicial las renovaciones de las presidencias de ambas instituciones. Son dos cargos muy codiciados en la Carrera Judicial y no son pocos los que se postulan a los mismos. El mandato del presidente del Tribunal Supremo Carlos Lesmes expiró en diciembre de 2018 mientras que el del Constitucional Juan José González Rivas vence en el mes de noviembre. Nadie en el mundo político y judicial duda que si hay repetición electoral ambas renovaciones se retrasarán como pronto hasta la próxima primavera. PSOE y PP ya han mostrado su voluntad de alcanzar “pactos de Estado” aunque la actual aritmética parlamentaria les obliga a entenderse con las otras fuerzas políticas con amplia representación en las Cortes como son Ciudadanos y Podemos.

La exhumación de Franco

Por otro lado, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal tiene pendiente en estos momentos pronunciarse sobre si autoriza o no la exhumación de los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos. Tal y como informó este medio, la Sala Tercera tiene la intención de dejar resuelta dicha cuestión este otoño. Los magistrados tratarán de resolver -sin punto de retorno- el tema de la exhumación a la vuelta del verano. Buscarán de nuevo la unanimidad aunque esta puede resultar difícil de lograr.

No obstante, el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez no podrá sacar los restos de Franco de la basílica de Cuelgamuros hasta que el Supremo diga si dicha medida es acorde, o no, a Derecho. Fuentes jurídicas consultadas explican que puede suceder que el Supremo autorice la exhumación pero estime que el tribunal no tiene competencias para obligar a los nietos del caudillo a enterrar sus restos mortales en ningún lugar que sea en contra de la voluntad de la familia.

Además, la Audiencia de Sevilla tiene pendiente desde el pasado mes de diciembre dictar sentencia sobre la denominada pieza política del caso de los ERE fraudulento en Andalucía, donde fueron juzgados los ex presidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, seis de sus exconsejeros y otros 14 exresponsables políticos. Chaves se enfrenta a 10 años de inhabilitación por prevaricación (el PP-A añade otro de asociación ilícita por el que pide dos años de cárcel), y para Griñán piden seis años de prisión y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación. El fallo, cuya redacción se prolonga ya durante ocho meses, supone una auténtica ‘patata caliente’ para el Partido Socialista ya que podría caer como un jarro de agua fría en plena campaña electoral en caso de que se produzca finalmente una repetición de los comicios generales.

Las ‘bombas’ de Villarejo

Y otro caso que dará mucho que hablar en el nuevo curso judicial es la causa como conocida como Tándem donde se investigan los negocios del comisario Villarejo. El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón tiene previsto -a partir del próximo mes de septiembre- acordar la apertura de una veintena de nuevas piezas separadas después de haber analizado la totalidad de las facturas emitidas por el conglomerado empresarial del controvertido policía.

El caso Villarejo, plagado de líneas de investigación sensibles, va camino de convertirse en una de las causas más voluminosas de la Audiencia

Los clientes del comisario están en la picota por contratarlo para llevar a cabo actividades presuntamente ilegales a cambio de abultadas sumas de dinero. La causa que ya acumula trece piezas separadas, más la matriz principal, va camino de convertirse en uno de los procedimientos más voluminosos de toda la Audiencia.

Asimismo, el instructor García Castellón se pronunciará de forma inminente sobre la imputación de las ex presidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en la causa donde se investiga la financiación irregular del Partido Popular de Madrid en el marco del caso Púnica. El nuevo Año Judicial será, sin duda, consulvo.

Comentar ()