Política

PSOE y Podemos se volverán a sentar a negociar el jueves en el Congreso

Noelia Vera, Pablo Echenique y Pablo Iglesias el pasado 8 de junio.

Noelia Vera, Pablo Echenique y Pablo Iglesias el pasado 8 de junio. Ricardo Rubio - Europa Press

Los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos se volverán a sentar a negociar el jueves a las 16,30 horas en el Congreso. Así lo han acordado este martes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el diputado Pablo Echenique, después de que la ministra socialista le haya llamado para invitarle a una reunión, como ha anunciado por la mañana Pedro Sánchez durante un acto de precampaña electoral celebrado en Madrid.

El presidente en funciones ha presentado una nueva batería de medidas para intentar alcanzar un acuerdo programático con Unidas Podemos que desbloquee su investidura sin que el partido de Pablo Iglesias entre en el Consejo de Ministros. Con ese objetivo, Sánchez ha ofrecido a Unidas Podemos su participación en la “gobernanza” del país liderando instituciones y órganos del Estado fuera del Consejo de Ministros, que afectan a ámbitos como el fiscal, el energético, el social o el jurídico. El líder socialista ha asegurado que no quiere “votos gratis” en su investidura, por lo que ofrece al partido de Pablo Iglesias cargos públicos con “responsabilidades capitales” en “instituciones relevantes del Estado”, siempre fuera del Consejo de Ministros.

El líder socialista también ha ofrecido a Podemos una “triple” garantía de cumplimiento del acuerdo programático que puedan alcanzar: a través de una oficina en el Ministerio de Hacienda, con sendas comisiones de seguimiento en el Congreso y el Senado y a través de otro organismo que implique a la sociedad civil en la fiscalización del cumplimiento de los compromisos asumidos.

La oferta de cargos en instituciones del Estado para dirigentes de Podemos no es nueva. Ya en el mes de julio, Sánchez puso a disposición de Iglesias “multitud de cargos en la Administración para fortalecerse como líder de Podemos. Ésa era la letra pequeña del “Gobierno de cooperación” que el líder socialista ofrecía al de Podemos para que renunciara a carteras ministeriales. Fuentes de la negociación entre ambos partidos explicaron entonces que Sánchez intentó convencer a Iglesias de que su liderazgo al frente de Podemos se “fortalecería” con el reparto de una enorme cantidad de cargos en segundos niveles de la Administración que podría distribuir a su discreción entre dirigentes de su partido a cambio de lealtad.

Comentar ()