El presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, cree que «estamos abocados» a volver a las urnas. Así de contundente se ha mostrado este miércoles tras un «breve» almuerzo que ha mantenido con el Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en un restaurante de Santander.

Revilla ha aclarado que el PRC mantendrá su apoyo al PSOE en la cada vez más improbable investidura de Pedro Sánchez, y aunque ha considerado que el líder del PSOE hará «todo lo posible» para evitar la repetición electoral, «la impresión que yo tengo es que vamos a unas elecciones», ha recalcado ante las preguntas de los periodistas.

El presidente cántabro ha criticado la falta de ganas por parte de Podemos de lograr un acuerdo que desbloquee la situación con el que, ha asegurado, resulta «difícil» gobernar «porque son cuatro partidos en uno» y «no sabes si pactas con uno o con varios o con quien». «Lo peor que puede suceder a España es que haya dos voces dentro de un mismo Gobierno», ha subrayado, al tiempo que ha emplazado a los de Iglesias a «hacer una reflexión».

Tras la reunión con Sánchez, Revilla ha asegurado que no ha visto a Sánchez «confiado» con poder remontar el apretado calendario y lograr evitar unas elecciones -el plazo caduca el 23 de septiembre-, aunque «él quiera alcanzar un acuerdo cuanto antes».

Compromisos con Cantabria

Durante el breve encuentro, Sánchez ha prometido, a petición del jefe del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, a estudiar una fórmula para pagar las entregas a cuenta y del IVA, una «necesidad imperiosa» para no asfixiar a las comunidades autónomas, a las que el Estado adeuda unos 7.000 millones de euros, de los que 135 corresponden a esta región.

En este sentido, y según ha desvelado el líder del PRC, el Gobierno central va a encomendar a un comité de expertos la búsqueda de una solución a este «terrible» problema, del que Sánchez es «consciente».

Así, aunque no ha hablado de fechas ni cómo, sí ha prometido solventar esta situación «cuanto antes», según ha indicado Revilla a preguntas de los periodistas al término del almuerzo, en el que también han abordado la futura financiación autonómica o el hecho de que no haya «unificación» en el sistema fiscal de las comunidades.