Europa | Internacional | Política

Todos los caminos del Brexit llevan a Irlanda

Una mayoría de norirlandeses, a favor de unirse a Irlanda, mientras se prevé que la salvaguarda se aplique solo al Uslter

logo
Todos los caminos del Brexit llevan a Irlanda
Leo Varadkar y Boris Johnson

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, junto al premier británico, Boris Johnson, en Belfast. EFE

Resumen:

¿Hay salida para el laberinto del Brexit a estas alturas? Nadie sabe lo que va a ocurrir de aquí al 31 de octubre, pero empieza a vislumbrarse una luz en el horizonte y apunta de nuevo a la cuestión irlandesa. Cuanto más cerca estaba el Reino Unido del precipicio, comienza a subir de tono el rumor de que el primer ministro, Boris Johnson, podría aceptar que la salvaguarda (backstop) se aplicara solo a Irlanda del Norte.

La salvaguarda (régimen de unión aduanera y alineamiento regulatorio) sirve para poder evitar una frontera física y cumplir con los Acuerdos de Viernes Santo, que pusieron fin a los enfrentamientos armados entre unionistas y nacionalistas en el Ulster.

Aplicar la salvaguarda en Irlanda del Norte supone aceptar el régimen sobre medidas sanitarias y fitosanitarias (SPS), también los controles SPS, arancelarios y de IVA en el mar de Irlanda, entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Ha sido el gran obstáculo que ha impedido que se aprobara en el Parlamento británico el Acuerdo de Salida firmado por May con los Veintisiete. El gobierno de May, desde las elecciones anticipadas de junio de 2017, dependía de los diez escaños de los unionistas norilandeses (DUP) y por ello había descartado esta opción y la amplió a todo el Reino Unido, lo que los brexiters consideraban un ultraje.

Sin embargo, ahora el gobierno está en minoría, con lo cual esos diez votos son insuficientes. Necesita el apoyo de laboristas moderados.

Dominic Grieve, uno de los más destacados conservadores rebeldes, ex fiscal general, ha señalado en un acto de People’s Vote, a favor de un nuevo referéndum, que el gobierno de Johnson puede dejar de lado al DUP.

“Su estrategia ha sido de alto riesgo al aferrarse al Partido Conservador… Fue un gran error defender la salida de la Unión Europea”, añadió Dominic Grieve, según informa The Irish Times.

Esa es la solución: salvaguarda para Irlanda del Norte y una relación tipo Canadá», dice Feás

Nos anticipaba esta posibilidad Enrique Feás, investigador asociado del Real Instituto Elcano. “Que Boris Johnson esté intentando centrar la salvaguarda en Irlanda del Norte es práctico. Esa es la solución: salvaguarda para Irlanda del Norte y una relación tipo Canadá. May cometió un error gravísimo al extenderla al Reino Unido. Ya el DUP no es tan crucial. Está planteándose pasar del DUP. Necesita más a un grupo de laboristas”.

Feás cree que demostraría ser «práctico y sorprendente», si finalmente apostara por esta vía. “Boris Johnson no quiere una salida sin acuerdo. Es evidente con la Operación Yellowhammer. Sabe el daño que haría. La presión independentista de Escocia sería enorme”.

La líder del Partido Nacionalista Escocés, Nicola Sturgeon, alude a la celebración de un nuevo referéndum sobre la independencia cada vez que la posibilidad de una salida sin acuerdo es más real.

En Escocia apoyaron claramente la permanencia, y es más, votaron no a la independencia gracias a una campaña proeuropeísta muy bien abanderada por el ex primer ministro laborista escocés Gordon Brown.

La Unión Europea acaba de dar un espaldarazo a Irlanda con vistas al día después de la salida del Reino Unido. La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha designado como comisario de Comercio al irlandés, Phil Hogan. Fue ministro de Medio Ambiente y desde 2014 era comisario de Agricultura y Desarrollo Rural.

Mayoría por la unión con Irlanda

En Irlanda del Norte también votaron a favor de seguir en la Unión Europea. La última encuesta publicada refleja una mayoría de un 51% a favor de la unión con Irlanda, mientras un 49% estaría en contra. Los unionistas son probritánicos y los nacionalistas proirlandeses.

Ha crecido el número de partidarios de la unión debido a la crisis del Brexit. Los Acuerdos de Viernes Santo prevén la celebración de un referéndum. Y si hubiera una salida sin acuerdo aumentarían los partidarios de seguir en la Unión Europea y unirse a Irlanda.  

En caso de que el gobierno británico y la Unión Europea se pusieran de acuerdo sobre la salvaguarda, los Comunes habrían de ratificar las nuevas condiciones de salida. Los disparates cometidos por Boris Johnson pueden jugarle una mala pasada.

Si la UE rechazara una prórroga, estaría castigando a Escocia y a Irlanda del Norte», añade Feás

“Dudo que hubiera generosidad política por parte de Corbyn para votar a favor. Si llegara con acuerdo con la UE, con salvaguarda para Irlanda del Norte, Corbyn lo rechazaría. Veo difícil después de lo que ha hecho y mostrarse tan débil consiguiera el apoyo del Parlamento”, señala Feás.

En ese caso, lo mejor para Boris Johnson sería que le derrotaran en una moción de censura para luego ir a elecciones. O podría dimitir, pero no parece probable que sea él quien pida una prórroga. Ha de buscar una salida digna para evitar que el Partido del Brexit acapare mucho voto conservador. Otra cuestión sería que Hungría, por ejemplo, rechazara la prórroga a instancias de Boris Johnson.

Según Feás, experto en el Brexit, “Boris Johnson quiere que le quiten el cáliz de pedir una prórroga. Que lo haga otro. Es muy difícil que haya una salida sin acuerdo. Habrá tensión. Y la Unión Europea probablemente acepte una prórroga para dar tiempo a que haya elecciones. Rechazarlo sería castigar a Escocia y a Irlanda del Norte”.

Castigar a quienes han sido más europeístas sería contradictorio y contraproducente.