Política

Villarejo, del sumario judicial a protagonista de un libro

El detective Francisco Marco (Método 3) y el periodista Manuel Bravo preparan un libro sobre el controvertido comisario hoy en prisión / La obra verá la luz en el primer trimestre de 2020 e incluirá "cuatro o cinco bombazos", anticipan los autores

«El libro intenta desentrañar cómo un chaval que en los años 60 viene de Córdoba a Madrid con trajes claros a ser un meritorio de la Policía y con altas expectativas en su carrera profesional se convierte décadas después en un hombre constantemente vestido de negro y con tal situación de poder y de control de la información que se cree capaz de desafiar al Estado. Contaremos todo ese periplo existencial de forma rigurosísimamente documentada y con testimonios de primerísimo nivel».

En 2013, mucho antes de que el nombre de José Manuel Villarejo comenzara a aparecer de manera habitual en los periódicos, Francisco Marco ya desveló en El método quién era Villarejo, qué identidades utilizaba para llevar a cabo sus actividades y cuáles eran algunos de sus negocios privados. Ahora, el detective catalán y el periodista extremeño Manuel Bravo preparan el primer libro que tiene como protagonista principal al polémico comisario, en prisión preventiva desde hace casi dos años por facturar servicios de inteligencia a través de su grupo empresarial mientras ejercía como comisario en el Cuerpo Nacional.

Los autores, que evitan revelar la identidad de las editorial que ha manifestado interés por publicar el libro dada la «sensibilidad» del tema que abordan, trabajan para que la obra llegue a las librerías en el primer trimestre de 2020. Salvo giro totalmente imprevisto, la Audiencia Nacional seguirá instruyendo entonces la macrocausa que amenaza con cobrarse la imputación como personas jurídicas de grandes empresas del Ibex-35 que contrataron los servicios del policía ya jubilado cuando aún se encontraba en activo.

Marco se apresura a rechazar que el libro sea un «ajuste de cuentas» con Villarejo, pese a las «complicaciones» que el comisario hoy preso asegura que le ha provocado en su vida. «Primero intenta implicarme en el seguimiento en Colombia a Ignacio González [ex presidente de la Comunidad de Madrid] y yo no tenía nada que ver. En 2013 organiza toda una parafernalia en la creencia de que la grabación en [el restaurante] La Camarga era ilegal y se provoca mi detención. Y posteriormente lo intenta con otras circunstancias que aparecerán en el libro», recuerda el abogado y fundador de la agencia de detectives Método 3, que sigue dedicado a la investigación privada y que ha declarado esta semana ante el juez García-Castellón tras aceptar éste su personación en una pieza separada del caso Villarejo (concretamente la bautizada como Land).

El detective Francisco Marco (Método 3) y el periodista Manuel Bravo prevén que el libro se publique a principios de 2020: incluirá «cuatro o cinco bombazos»

Las desavenencias arrancaron mucho antes del episodio de La Camarga, cuando trascendió la grabación de la conversación que mantuvieron en dicho restaurante barcelonés la dirigente del PP Alicia Sánchez Camacho y Victoria Álvarez, ex novia de Jordi Pujol Ferrusola. A finales de los 90, la agencia de detectives que dirigía la madre de Marco investigaba un fraude a una compañía de seguros en la que aparecía Villarejo «como persona involucrada». «Él intentó que mi madre eliminara su rastro de aquellos informes pero ella se negó. Él optó por jurar venganza primero contra mi madre y luego contra mí», cuenta a este diario.

El detective describe al comisario como un «gran comercial» que lograba «incrementar el valor del rumor dándole un pábulo de realidad que no tenía». En su opinión, grandes empresas recurrían a sus servicios porque hacía creer a sus clientes que el Estado «estaba tras él y que le iba a ayudar». «Como se ha comprobado, el Estado estaba absolutamente alejado de él», subraya.

Francisco Marco mantiene que, para elevar la facturación de sus servicios, José Manuel Villarejo «inoculaba miedo» y siempre empleaba tres recursos. «Si había alguna implicación institucional utilizaba el CNI y le decía al cliente que lo protegería. Si el asunto tenía una bis internacional usaba a la agencia norteamerciana Kroll y si no a Método 3. Él generaba rumorología sobre Método 3 diciendo que estábamos donde no estábamos, y eso ha generado complicaciones alrededor de mi vida en multitud de ocasiones. Hasta que en 2009 intenta que se me detenga, lo consigue en 2013 y lo vuelve a intentar en 2014», explica.

Cara a cara en Torre Picasso

Marco se vio las caras con el controvertido comisario en dos ocasiones. La segunda tuvo como escenario el despacho que Villarejo tenía en la madrileña Torre Picasso, adonde el detective catalán se presentó para pedirle información sobre el caso Malaya. Según relata Marco en El método, el policía le contó que Juan Antonio Roca -ex gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y cerebro de esa macrocausa de corrupción- era «informante» del CNI y que él era su enlace. Nunca lo creyó, confiesa.

Con más del 40 % del trabajo terminado, los autores han escrito a Villarejo al centro penitenciario de Estremera (Madrid) -donde permanece desde noviembre de 2017, tras no prosperar sus múltiples intentos para que el instructor lo dejara en libertad provisional- ofreciéndole la oportunidad de recoger su opinión sobre los hechos que se narrarán en la obra, sin que hayan obtenido respuesta por el momento. «En 2013, cuando él provocó mi detención, intenté hablar con él y no lo logré. Ahora tiene que ser él quien intente hablar conmigo», zanja Marco.

Los hechos que se narrarán en el libro arrancan en los últimos años del franquismo, etapa que coincide con el ingreso de Villarejo en la Escuela de Policía (1972) y su primer destino: la comisaría provincial de San Sebastián, donde permaneció hasta 1975 y desde donde participó en numerosos operativos contra la banda terrorista ETA. El libro llega hasta la «mismísima actualidad», marcada por la investigación que lleva a cabo la Audiencia Nacional en el marco del caso Tándem.

Villarejo es un «gran comercial» que lograba «incrementar el valor del rumor dándole un pábulo de realidad que no tenía», dice Marco

«El libro es casi como un callejón del gato valleinclanesco en el que son los propios personajes con sus hechos los espejos cóncavos que los definen, los retuercen y los presentan como son. Y Villarejo es la pieza sobre la que pivota un montón de personajes protagonistas de la historia de España de los últimos 40 años. A través de ellos se va a saber una verdad que estaba escondida tras la realidad aparente y que va a sorprender a mucha gente», anticipa Manuel Bravo, hoy director de cuenta en una agencia de comunicación tras haber trabajado en diferentes medios de comunicación (El Mundo, Veo TV, Okdiario…).

Bravo explica que el libro incluirá «cuatro o cinco bombazos» que atraerán la atención de los investigadores judiciales y que interesarán a la «profesión periodística» y a la ciudadanía. «Aun siendo hechos conocidos por todo el mundo vamos a aportar detalles que no los conoce nadie. Es una obra fundamentada en la información que nos dan fuentes de primerísimo nivel de todos los estamentos sociales, rigurosísimamente documentada y contrastada», añade.

Una treintena de testimonios

Tras reunir los testimonios de una treintena de personas entre políticos, periodistas y mandos policiales, el periodista extremeño asegura que el libro tendrá «ritmo narrativo» y que incluirá «constantes saltos temporales», de modo que a partir de los últimos hechos conocidos se llegará al principio. Bravo asegura que dos productoras han manifestado ya interés por poder convertir en formato audiovisual el contenido de la obra escrita que preparan.

¿Qué ha aprendido de Villarejo con esta aproximación literaria? «He aprendido a mirar a Villarejo con todos los perfiles que tiene la figura. Al Villarejo empresario, al policía, al que se define como un patriota y a la persona en sí. Quizá sea por mi amor a la literatura, pero yo no describiría nunca a un personaje como totalmente demoníaco o angelical. Todo el mundo tiene luces y sombras y, cuando uno está cerca del poder, al final las sombras siempre siluetean de alguna forma a la persona», concluye Bravo.

Las memorias de Fernández Díaz llegan a las librerías

Las memorias de Jorge Fernández Díaz, en las que el ex ministro del Interior contará su dilatada experiencia en la política española, llegará a las estanterías de las librerías el próximo 8 de octubre con más de seis meses de retraso respecto a la previsión inicial.

Publicado por Península, sello perteneciente al grupo Planeta, el libro lleva por título Cada día tiene su afán: Una mirada a cuarenta años de vocación política y, según definición de la propia editorial, es «el vívido y fiel testimonio de los momentos estelares de sus cuatro décadas en la escena política española y catalana, que ha experimentado de primera mano y en primera fila». También relata el inicio de su proceso de conversión religiosa, lo que tuvo lugar en Las Vegas (EEUU).

Fernández Díaz quedó fuera de las últimas listas al Congreso de los Diputados tras la renovación en la dirección del PP que supuso la llegada a la presidencia de la formación conservadora de Pablo Casado. En esa decisión influyó sin duda el hecho de que el ex ministro estaba al frente de Interior cuando la Policía Nacional puso en marcha el operativo Kitchen, actuación con la que presuntamente se intentó robar al ex tesorero del PP documentación que comprometía a la anterior dirección del partido. Esta operación está siendo investigada en la actualidad por el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional.

Fue también durante la etapa de Fernández Díaz cuando Interior elaboró un informe en el que se concluía que el comisario José Manuel Villarejo no tenía que pedir solicitud de compatibilidad para ejecutar de forma simultánea su labor policial con su faceta como empresario. Es justo el criterio contrario que mantienen la Fiscalía Anticorrupción y el juez Manuel García-Castellón en el marco de la investigación del caso Tándem.

Te puede interesar

Comentar ()