Política

'Otoño caliente': Mossos reclaman que las órdenes de sus mandos sean "por escrito"

El sindicato SPC quiere que se blinde la responsabilidad de los agentes ante la respuesta que ofrezca la Policía de la Generalitat en caso de que el independentismo provoque incidentes cuando en unos días se conozca la sentencia del ‘procés’

logo
'Otoño caliente': Mossos reclaman que las órdenes de sus mandos sean "por escrito"

Eduard Sallent (mayor de los Mossos), Pere Ferrer, el 'conseller' Miquel Buch y el dimitido Andreu Martínez. EP

Resumen:

Mossos d‘Esquadra reclaman que las «órdenes concretas» que puedan dictar los mandos ante las posibles incidencias que se puedan registrar cuando se notifique la sentencia del procés sean «por escrito», de modo que quede constancia del funcionario que da una instrucción determinada y el cargo que ocupa.

Con esta exigencia, el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) pretende blindar a los agentes que participen en los operativos para que puedan desempeñar su trabajo con plenas garantías y evitar la tentación de que, en caso de una hipotética falta de respuesta, se traspase la responsabilidad «a la base de la pirámide».

«Si en la escala de mandos hay alguien que quiere dar un tipo de orden muy concreta, que lo haga por escrito para que quede constancia y se sepa de dónde viene. Que no se limiten a enviar correos genéricos sin firmar, porque eso genera confusión», demanda Fran Reina, miembro de la ejecutiva del SPC.

«Si en los mandos hay quien quiere dar un tipo de orden muy concreta, que lo haga por escrito», exige el sindicato SPC

Este sindicato ha aprendido de la experiencia. Dos semanas antes del 1-O, el secretario general de esta organización envió una carta al entonces director general de la Policía de Cataluña (Pere Soler) en la que le pedía que dictara un procedimiento normalizado de trabajo en el que se detallara «de manera comprensible y sin dar lugar a una doble interpretación» la forma de actuar de los agentes ante los incidentes que se pudieran registrar con motivo de la celebración del referéndum ilegal.

Aquella misiva nunca tuvo respuesta pero sí hablaron los jueces, que terminaron imputando a varias decenas de mossos por su pasividad a la hora de impedir que se llevara a cabo la votación. La Dirección de la Policía de la Generalitat pasó de prometer verbalmente que «los mandos asumirían toda la responsabilidad» a defender que cada agente era «responsable de sus actos» y debía saber lo que hacía.

Esa situación es la que ahora pretende evitar el SPC exigiendo a la dirección de los Mossos que dicte por escrito cómo actuar en caso de que se registren incidentes a raíz de que se conozca la sentencia contra los líderes del proceso separatista. Está previsto que el fallo se notifique no más tarde del 14 de octubre, días antes de que se cumplan los dos años en prisión provisional del presidente de Òmnium Cultural (Jordi Cuixart) y del ex presidente de la ANC Jordi Sànchez.

Quién lo firma y qué cargo ocupa

«Si hay algún mando que quiere adoptar algún tipo de solución u orden, que la dé por escrito. Y luego los subordinados, si ven que es legal, la cumplirán y si creen que no lo es darán cuenta a los juzgados o a quien haga falta. Pero que quede constancia de quién lo firma y qué cargo ocupa en el Cuerpo», razona el representante del SPC.

Reina lanza un mensaje de tranquilidad al colectivo y se atreve a poner «una mano en el fuego» porque la actual cúpula de los Mossos no situará a los agentes en una situación que les pueda perjudicar «laboral o jurídicamente» con las decisiones que pueda adoptar.

«De puertas para adentro, cada compañero tendrá su forma de pensar pero de puertas para afuera estoy convencido de que la gran mayoría de los mossos actuarán como los policías y los profesionales de la seguridad pública que son. Nos debemos al conjunto de la sociedad y no tenemos que estar pendientes de discursos ni de estrategias políticas. Somos agentes de la autoridad y estamos obligados a cumplir y hacer cumplir la ley», añade.

El sindicato pidió antes del 1-O que las órdenes fueran por escrito: no lo logró y muchos ‘mossos’ fueron imputados

En un saludo enviado este jueves a todos los funcionarios del Cuerpo de Mossos d‘Esquadra a modo de presentación, el nuevo director general de la Policía Autonómica, Pere Ferrer, asegura que trabajará con «seriedad, rigor y escrupuloso cumplimiento de la legislación», respetando el ámbito de decisión operativa y las actuaciones que se deriven de las funciones de Policía Judicial.

«Soy plenamente consciente de las delicadas y excepcionales dificultades que estamos viviendo y quiero afrontarlas con serenidad, cabeza fría y cordura. Éste será el guion de mi día a día. Seré un aliado para defenderos, un compromiso firme que asumo sabiendo del esfuerzo que la organización requiere y cargado de lealtad hacia todos los miembros del Cuerpo de Mossos d‘Esquadra», anuncia Ferrer.

El nuevo director general de la Policía de Cataluña es una persona de la máxima confianza del conseller de Interior, Miquel Buch, del que era su jefe de gabinete hasta ahora. Ferrer sustituye a Andreu Martínez, que ha renunciado de manera sorpresiva esta semana en vísperas de que el Tribunal Supremo dé a conocer la sentencia contra los dirigentes secesionistas y en plena investigación tras la detención de nueve integrantes de la facción más radical de los Comités para la Defensa de la República (CDR).

El alto cargo dimitido había llegado al cargo en junio de 2018, después de que el Gobierno levantara la aplicación del artículo 155 y la Generalitat recuperara el control de los Mossos. Martínez relevó en el cargo a Pere Soler, destituido cuando el Gobierno de Rajoy asumió las competencias en materia de Interior en Cataluña.