El Tribunal Supremo levanta las medidas cautelares contra la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos para trasladar sus restos al cementerio de Mingorrubio, dando así vía libre al Gobierno para que proceda al desenterramiento, según acordó en Consejo de Ministros.

Tanto el prior de la abadía benedictina de Cuelgamuros como la Fundación Francisco Franco y la Asociación en defensa del Valle de los Caídos presentaron, igual que los nietos del ex jefe del Estado, recursos contra la decisión del Gobierno del pasado 15 de febrero. El Supremo los rechaza, superando así los últimos escollos para la exhumación.

En una providencia, el Supremo explica que la sentencia dictada el pasado día 30 rechazando el recurso de la familia Franco es «por sí misma título legítimo bastante para llevar a cabo las actuaciones previstas por los acuerdos del Consejo de Ministros de 15 de febrero y 15 de marzo», y por tanto acceder a la Basílica del Valle de los Caídos para proceder a la exhumación de Franco, como solicitó la Abogacía del Estado.

Los magistrados también consideran que, una vez resuelto el primer recurso de la familia, «se han alterado los presupuestos sobre los que adoptó la medida cautelar de suspensión, por lo que ahora, atendidos los intereses en conflicto, ha de darse una significativa prevalencia a los intereses generales». Así, en tres autos uno en relación con cada recurso, acuerda levantar las medidas cautelares que suponían los últimos escollos para sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Mensaje para el prior

La Sección Cuarta de lo Contencioso Administrativo recuerda también que el artículo 118 de la Constitución española obliga a todos a cumplir las sentencias firmes, un claro mensaje al prior Santiago Cantero que se opone a la exhumación.

Este miércoles, antes de la resolución del recurso, Cantero continuaba oponiéndose a la exhumación. Afirmó que la «urgencia» de Pedro Sánchez de exhumar a Franco «es electoralista» e insistió en que la «autorización eclesiástica para acceder a la Basílica es preceptiva».

La sentencia del día 30

En la sentencia del pasado 30 de septiembre los magistrados respaldaron la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez frente a las pretensiones de la familia Franco, afirmando que «el derecho a elegir sepultura por parte de los parientes no es ilimitado» y catalogando la obra de exhumación como «menor», sin que requiriera una licencia urbanística.

El Supremo lanzaba así también un mensaje al juez José Yusty, titular del contencioso-administrativo número 3 de Madrid, que planteaba problemas urbanísticos para no resolver a favor del ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, que también solicitaba la exhumación del dictador.

Los Franco se dirigen al TC

Los descendientes del dictador han anunciado este jueves que presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para solicitar que paralice y suspenda la exhumación. El abogado de la familia Franco, Luis Felipe Utrera-Molina, se ha mostrado dispuesto a dirigirse hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo contra el desenterramiento.