Política

Rubiales ficha a un ex alto mando policial para la Federación en plena guerra con Tebas

El comisario principal José Luis Olivera, ex director del CITCO y antiguo jefe de la UDEF, se incorpora a la Federación Española de Fútbol como gestor de riesgos / El funcionario ejercía hasta ahora como vocal del Consejo Asesor de la Policía

logo
Rubiales ficha a un ex alto mando policial para la Federación en plena guerra con Tebas
El comisario principal José Luis Olivera, tras ser nombrado director del CITCO en 2015.

El comisario principal José Luis Olivera, tras ser nombrado director del CITCO en 2015. MINISTERIO DEL INTERIOR

Resumen:

Luis Rubiales refuerza el área de seguridad de la Federación Española de Fútbol (RFEF) con el fichaje como gestor de riesgos del comisario principal José Luis Olivera, ex director del Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y con una trayectoria de más de 40 años en la Policía Nacional.

Según ha podido confirmar El Independiente, la incorporación de Olivera a su nuevo puesto es inminente tras haber tramitado durante las últimas semanas su excedencia del Cuerpo Nacional, de cuyo consejo asesor formaba parte como vocal desde que fue destituido como jefe del CITCO tras la llegada de Fernando Grande-Marlaska al Ministerio del Interior.

La RFEF creó su departamento de Integridad y Seguridad en julio de 2018 y eligió para ocupar su dirección a Alfredo Lorenzo, un funcionario de la Policía Nacional que procedía de LaLiga. Rubiales contará ahora también con el asesoramiento del comisario Olivera, un especialista en la lucha contra la corrupción y el terrorismo.

El fichaje de José Luis Olivera se produce en un clima de máximo enfrentamiento entre el máximo responsable de la RFEF y el presidente de LaLiga (Javier Tebas), que mantienen desde hace meses un pulso por controlar el deporte que más ingresos genera. En realidad, la enemistad arranca mucho antes de que Rubiales cogiera las riendas de la RFEF en sustitución de Ángel María Villar, concretamente desde que estaba al frente del sindicato de futbolistas AFE.

El último encontronazo ha sido a cuenta del interés del dirigente federativo por celebrar las próximas seis ediciones de la Supercopa de España en Arabia Saudí a cambio de una jugosa cantidad económica. Tebas se opone abiertamente a dicho proyecto, recordando que la Federación ya se negó la pasada temporada a que el partido Barcelona-Girona se disputase el pasado 26 de enero en Miami (Florida, Estados Unidos). Tampoco la FIFA dio su aprobación.

El comisario principal José Luis Olivera, ex jefe del CITCO y de la UDEF, se incorpora a la Federación de Fútbol como gestor de riesgos

La guerra que libran la Federación y LaLiga vivió otro sonoro episodio el pasado mes de agosto, cuando tuvo que ser un juez de lo Mercantil de Madrid quien decidiera qué días de la semana pueden disputarse partidos en el presente campeonato liguero después de que Rubiales se opusiera a que hubiera competición los lunes y viernes. Finalmente, el Juzgado de lo Mercantil 2 de Madrid optó por una decisión intermedia: los viernes, sí; los lunes, no.

El enfrentamiento con motivo de los horarios llevó a Javier Tebas a principios de agosto a pedir al Consejo Superior de Deportes (CSD) que inhabilitara a Rubiales como presunto autor de una «infracción muy grave» por manipular suspuestamente el audio de una entrevista aportado al citado procedimiento judicial.

Con la incorporación de José Luis Olivera, tanto la Federación como la patronal cuentan ya con dos ex altos mandos policiales que han desempeñado responsabilidades relevantes en paralelo. En junio de 2018, meses después de su jubilación, LaLiga fichó como director de Integridad y Seguridad a Florentino Villabona, el mando elegido por Juan Ignacio Zoido en enero de 2017 para ocupar el puesto de número dos en el organigrama de la Policía Nacional: la Dirección Adjunta Operativa (DAO).

Corrupción y terrorismo

Policía en activo desde 1979, José Luis Olivera ha ocupado importantes responsabilidades en el Cuerpo Nacional, especialmente a raíz de ascender a comisario en 1995. Así, fue jefe de la Unidad Central de Estupefacientes (UDYCO) entre 2000 y 2003 y jefe de la Unidad Central de Delincuencia Violenta y Especializada (UDEV) desde 2003 a 2006.

En las dos últimas décadas, el comisario principal -rango que alcanzó en 2010- ha ocupado puestos centrados en la persecución de la corrupción y el terrorismo de corte islamista. En 2006, fue aupado a la Jefatura de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), siendo durante su etapa cuando se destapó el caso Gürtel.

José Luis Olivera cambió de destino en 2012 para ponerse al frente del entonces Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), organismo unificado posteriormente con el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA) para dar lugar en 2015 al actual CITCO.

La RFEF y LaLiga, abiertamente enfrentadas, han recurrido a altos mandos de la Policía Nacional para reforzar sus servicios de seguridad

El veterano policía llevó las riendas del Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado hasta julio de 2018, cuando Grande-Marlaska cambió la cadena de mando y prescindió de Olivera. La persona elegida por el hoy titular de Interior en funciones para sustituirle fue el general de brigada de la Guardia Civil Ángel Alonso Miranda, intentando ‘compensar’ así al Instituto Armado después de descabalgar a un coronel de este Cuerpo (Juan Hernández Mosquera) como director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad para situar en este puesto a un comisario afín al PSOE: José Antonio Rodríguez, conocido en los círculos policiales como Lenin.

Desde entonces, José Luis Olivera era uno de los 16 consejeros que integran el Consejo Asesor de la Policía, un órgano colegiado permanente que ejerce labores de asesoramiento para el director general y que propone iniciativas que redunden en la mejora de la organización. Ahora ha pedido una excedencia que podría prolongarse hasta marzo de 2022, cuando alcanzará la edad de jubilación.