La huelga general convocada este viernes en Cataluña registra un seguimiento desigual, inferior al 50 % en la mayoría de sectores excepto en las universidades y el comercio, y se ha visualizado en los problemas de movilidad por los cortes de carreteras y los servicios mínimos en el transporte público.

Según ha informado el conseller de Trabajo, Chakir El Homrani, hasta las 12.00 horas la huelga convocada por los sindicatos independentistas Intersindical CSC e IAC, ha tenido una afectación del 30,39 % en la función pública, del 43 % en la enseñanza pública y del 26,3 % en la sanidad.

Por su parte, en la universidad y el comercio se han registrado seguimientos del 90 % y de entre el 60 y el 80 %, respectivamente.

Casi un 40 % de las pequeñas y medianas empresas de Cataluña han paralizado su actividad este viernes por la convocatoria de huelga general, la mayoría a través de acuerdos con sus plantillas para aplicar fórmulas de flexibilidad o para trabajar a distancia, según datos facilitados por la patronal catalana Pimec.

En cuanto al transporte público, en el Metro de Barcelona el seguimiento ha sido de un 36% y a las 9.00 horas se había registrado un 50% menos de pasajeros en comparación con el jueves, mientras que en autobuses el seguimiento ha sido de un 9,75%.

Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) también ha registrado un 50% menos de usuarios a primera hora de este viernes, con un seguimiento del 13,12%, un porcentaje que alcanza un 10% en el caso de Tram, con un 40% menos de viajeros que en una jornada habitual.

En Cercanías y AVEs, el ministro Grande-Marlaska había hablado antes que el Homrani de «normalidad». Los datos del Govern no desmienten al titular de Interior: Renfe ha sido el operador que ha registrado un seguimiento de la huelga más bajo, de un 0,94% y el Govern no dispone de datos de pasajeros de este operador.

El consumo eléctrico

El consumo eléctrico en Cataluña registra un descenso del 4,3% con respecto a la demanda prevista para este viernes, en el que está teniendo lugar una huelga general convocada por la Intersindical-CSC y la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC).

Según datos facilitados por Red Eléctrica de España (REE) a Europa Press, el descenso en la demanda eléctrica en los periodos horarios de las 11.00 horas a las 13.00 horas ha llegado a ser del 5%, aunque la media en lo que va de jornada se sitúa en ese 4,3%.

Este dato medio de caída en la demanda eléctrica en esta jornada es bastante inferior al que se registró en la última huelga general celebrada en Cataluña, que tuvo lugar el 3 de octubre de 2017, dos días después de la celebración del referéndum ilegal, y en la que el consumo cayó un 10,5% en todo el día.

También se sitúa muy por debajo del descenso en el consumo eléctrico del 18% que tuvo lugar en Cataluña el 14 de noviembre de 2012, cuando se celebró la última huelga general con carácter nacional.