Política

El Govern acusa al Rey de hacer partidismo "en plena campaña electoral"

"No hay agresiones como tales, quizá algún silbido o palabras fuera de lugar, pero no he visto que haya habido agresiones a nadie de los asistentes al acto" asegura Budó

El rey Felipe VI y la princesa Leonor, en los premios de la Fundación Princesa de Girona. EFE

La Generalitat cree que Felipe VI aprovechó ayer su discurso durante la entrega de los Premios Princesa de Girona (FPdGi) para hacer partidismo atacando al independentismo catalán y está convencido de que el acto de entrega, blindado policialmente por las concentraciones contrarias convocadas por diversas entidades independentistas, «se desarrolló con total normalidad». Así lo ha asegurado la portavoz del Govern y consejera de Presidencia, Meritxell Budó, quien ha defendido además el nuevo plantón de las instituciones autonómicas al Jefe del Estado y ha asegurado que «no hubo agresiones».

«Lamentamos que el discurso del monarca fuera nuevamente partidista y no escuchara a parte de los catalanes» ha advertido Budó -que de hecho en castellano ha hablado de la mitad de la ciudadanía, pero en catalán ha hablado de «los ciudadanos de Cataluña» a los que Felipe VI estaría dando la espalda-. «Y nos preocupa que haya tomado parte y haya hecho política en plena campaña electoral» ha añadido la portavoz, enlazando así con la denuncia presentada en su momento por ERC y JxCAT ante la Junta Electoral para que se suspendieran los actos de celebración del décimo aniversario de la Fundación, alegando que se trataba de un acto electoralista por parte de una institución del Estado. Una pretensión que la Junta Electoral desestimó.

En su intervención, Felipe VI se referió por vez primera a la situación tras la sentencia del procés para defender una Cataluña plural «en la que no pueden tener cabida ni la violencia, ni la intolerancia, ni el desprecio a los derechos y libertades de los demás». Unas palabras interpretadas por Budó como un ataque al independentismo que socava la neutralidad de la Corona en plena campaña electoral.

Seguridad garantizada

La portavoz ha asegurado además que el acto se desarrollo «con todas las medidas de seguridad» y que la valoración de la Generalitat es «positiva» porque «se garantizó la seguridad de todos los asistentes». Budó ha esgrimido que la organización puso 30 autobuses a disposición de los invitados «para los que deseara acceder sin problemas al recinto» y «solo se ocuparon 7» y ha asegurado que no se produjeron auténticas agresiones, sino solo alguna palabra malsonante

«Lamentamos si se ha podido producir alguna imagen» desafortunada, ha argumentado la portavoz del gobierno catalán, asegurando que en todo caso ella no las ha visto. Y cuando se le ha preguntado directamente por el escrache al líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, ha asegurado que «no hay agresiones como tales, quizá algún silbido o palabras fuera de lugar, pero no he visto que haya habido agresiones a nadie de los asistentes al acto».

Josep Bou no fue el único acosado por los manifestantes en el acceso al Palacio de Congresos, que ayer se organizó por una calle lateral para garantizar la seguridad del acto. Diversos asistentes a la entrega de premios que intentaron acceder por la Diagonal al evento fueron insultados y zarandeados por los manifestantes, que impidieron su acceso a la entrega de premios.

Mediación con los acampados

Budó se ha referido también a las amenazas de organizaciones como Tsunami Democràtic de actuar durante la jornada de reflexión o incluso el propio 10N para obstaculizar las votaciones en las elecciones generales, o la interferencia que puede suponer la acampada de estudiantes que se mantiene en la Plaza Universidad de Barcelona, cortando desde hace una semana la circulación por la Gran Via.

«Desde el Govern tenemos que garantizar los dechos de todos, hacer compatible el derecho de manifiestación con el derecho de ir a votar» que ha evitado en todo momento condenar o criticar las convocatorias en jornada electoral y se ha limitado a asegurar que «estamos centrados» en «hacer compatibles» ambos derechos.

En este contexto, Budó ha explicado que el Departamento de Interior ha empezado ya la «mediación» con los acampados en Barcelona, a los que se ha referido la Junta Electoral. La consellera ha destacado que la JEC «ha desestimado la petición de desalojar» y ha asegurado que «lo que buscamos es garantizar que el 10N se pueda llevar a cabo la jornada electoral, mediamos para eso».

Comentar ()