Política PERFIL

Jové, el 'cerebro' del 1-O con el que tendrá que negociar el PSOE para investir a Sánchez

logo
Jové, el 'cerebro' del 1-O con el que tendrá que negociar el PSOE para investir a Sánchez

EUROPA PRESS

Resumen:

El PSOE es optimista sobre las posibilidades reales de sacar adelante el preacuerdo de Gobierno con Unidas Podemos para investir a Pedro Sánchez, una hazaña para la que necesita lograr la abstención de los trece diputados de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC).

El período de negociación ya ha comenzado entre ambas formaciones, y este jueves Adriana Lastra y Gabriel Rufián se reunieron para cerrar la comisión negociadora que trabajará en la búsqueda de acuerdo en las próximas semanas. Una de las primeras exigencias de los republicanos, la de una «mesa de negociación» para «abordar el conflicto político con el Estado», ya ha sido aceptada por los socialistas, entre cuyas filas barajan incluso recuperar la figura del relator frustrada el pasado mes de febrero.

Pero el independentismo sube la apuesta y no pondrá fácil el acuerdo de un Gobierno que, pese a querer negociar en los límites de «la ley y de la Constitución», tendrá que hacerlo con un imputado por la organización del referéndum ilegal del 1-O ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y uno de los cerebros del procés: el presidente del Consell Nacional, Josep María Jové.

Se trata de toda una declaración de intenciones de los republicanos para dar más peso orgánico a un equipo que estará formado por Gabriel Rufián, Marta Vilalta e, indirectamente, por el encarcelado Oriol Junqueras, bajo la presencia de su número dos.

El miembro del equipo negociador con el que se tendrá que sentar el equipo de Pedro Sánchez, a la espera de que la justicia catalana decida cuál fue su papel en la organización del 1-O, logró escaño por ERC en las elecciones de diciembre de 2017, convocadas a tenor de la aplicación del artículo 155.

La trayectoria política de Josep María Jové, aún en la dirección de ERC, ha destacado por estar en las sombras del partido, moviéndo los hilos sin ser nunca la cara visible. Fue mano derecha de Oriol Junqueras en el Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda durante los meses en que se gestó el referéndum de autodeterminación ilegal , por lo que fue detenido justo antes de la apertura de las urnas por su papel en la organización y diseño del 1-O, pese a las advertencias del Estado y la suspensión de parte del Tribunal Constitucional.

Según la investigación aún abierta por el TSJC, a Jové se le considera uno de los autores intelectuales del ‘procés’ por el hallazgo en su vivienda de la agenda Moleskine, en la que se contemplaban todos los escenarios para llevar a cabo la declaración unilateral; y el Enfocats, considerada como la hoja de ruta en el camino hacia la independencia.

En concreto, en la agenda se incluían anotaciones, fechadas desde febrero de 2015, sobre la estrategia política de ERC y los posibles pactos con CiU y la CUP -las otras dos formaciones que habían apoyado el proceso soberanista- para crear una mayoría parlamentaria que presentara cierta legitimidad para movilizar a la ciudadanía dada la reiterada negativa del Gobierno de pactar un referéndum vinculante.

También aparecían nombres de altos cargos catalanes que habrían participado en el diseño del proceso soberanista, como Marta Rovira (ERC) o Anna Gabriel (CUP) o los ex consellers Josep Rull, Jordi Turull, Raül Romeva y Neus Munté.

En el mes de junio, durante su declaración como imputado, Jové se negó a someterse a una prueba caligráfica y aseguró desconocer la procedencia de los documentos que demuestran la existencia de un plan premeditado para lograr la independencia de Cataluña.

Asimismo, un nuevo informe de la Guardia Civil que trascendió el pasado mes de junio reveló que Josep María Jové habría asegurado en un grupo de Whatsapp que compartía con miembros de ERC -como Pere Aragonés o Oriol Junqueras- que, ante la imposibilidad de destinar recursos de la Generalitat a la consulta ilegal tras la anulación de la ley de presupuestos de la Generalitat, planeaba cargar los gastos al resto de los españoles: «Lo pagarán ellos».

Con todo, el diputado republicano será el encargado de tender puentes entre la cárcel de Lledoners y la mesa de negociación con los socialistas en el que estará presente como interlocutor. El equipo del PSOE estará compuesto por la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra; el secretario de organización del PSC, Salvador Illa; y un ministro, aún por decidir, aunque previsiblemente será el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos; o la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Polémica machista

Al margen de su continua relación con el proceso independentista, Jové copó numerosos titulares en marzo de 2018 por una polémica conversación con tintes machistas publicada por Antena 3 que presuntamente mantuvo con el ex secretario de Hacienda, Lluís Salvadó.

El diálogo versa sobre la búsqueda de una mujer para ocupar el puesto de consejera de Enseñanza, una responsabilidad que se estima, según Jové, «misión imposible. Es más fácil inaugurar un auditorio que encontrar mujeres», apuntaba el interlocutor del Govern. «Pues mira, a la que tenga las tetas más gordas se lo das y ya está», añade Salvadó entre las risas de Jové.

Sin embargo, fuentes de ERC desmintieron entonces que el que dialogaba con Lluís Salvadó, que pidió disculpas, fuese el ex secretario general de Vicepresidencia.

Comentar ()