El 94,6% de las bases de ERC ha rechazado este lunes investir al socialista Pedro Sánchez si no hay un acuerdo para constituir una mesa de negociación para abordar el conflicto catalán.

Así lo ha anunciado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, que ha detallado que el 94,6% de los 5.953 militantes que han participado en la consulta interna ha votado ‘sí’ a la pregunta: «¿Está de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?».

En las horas previas y durante la misma consulta, las voces más representativas de ERC han emergido para animar a la participación de sus bases en una consulta que deja las manos libres a la dirección para negociar con el PSOE. Pero exige resultados tangibles para abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez.

La portavoz y secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, ha descartado este lunes concretar el compromiso «explícito» que pedirán al PSOE para abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez, que el vicepresidente del Govern y coordinador general de la formación, Pere Aragonés, ha explicitado en un artículo en La Vanguardia. Vilalta ha insistido hoy en la necesidad de ese gesto explícito pero no ha querido concretarlo, tampoco en una reunión de gobierno a gobierno como había apuntado Aragonés previamente.

Vilalta ha insistido tras la reunión matinal de la dirección de ERC en que el partido se mantiene en el ‘no’ a la investidura, pero está abierto a abstenerse si el PSOE se compromete a impulsar una mesa de negociación sobre el conflicto catalán que consta de cuatro patas: debe ser entre gobiernos; un diálogo sin condiciones donde se pueda hablar de todo; con un calendario claro, y que se fijen las garantías de cumplimiento de los acuerdos que se puedan alcanzar.

Un mensaje completado por la intervención de Oriol Junqueras, presidente del partido, en una entrevista radiofónica en Euskadi Irratia y en su cuenta oficial de twitter. La dirección en pleno del partido republicano se ha lanzado hoy a promocionar la participación de su militancia en la primera consulta interna desde 2006, cuando las bases del partido avalaron que Esquerra hiciera campaña por el «no» en el referéndum de ratificación del Estatut reformado con la activa participación del partido.

Lo mismo que ha defendido Oriol Junqueras en declaraciones a la emisora . El presidente de ERC, que cumple condena por su participación en la ejecución del referéndum del 1-O y la declaración de independencia ha asegurado que su partido está más que dispuesto al diálogo pero exigirá contrapartidas concretas a un eventual apoyo a la investidura de Pedro Sánchez. Y se ha adelantado a eventuales críticas de sus socios de JxCat advirtiendo que «si alguien nos toma por traidores, que venga a prisión a decírnoslo».

Con estas condiciones sobre la mesa y tras obtener el beneplácito de la militancia -que apoya el no a la investidura, y por tanto el riesgo de nuevas elecciones, si no se obtienen compromisos concretos del PSOE- se reunirán los equipos negociadores. Socialistas y republicanos han evitado confirmar el inicio de los contactos este martes, como señalaron diversas fuentes tras hacerse pública la composición de esos equipos: Adriana Lastra, junto al secretario de Organización del PSC Salvador Illa y el ministro de Fomento José Luis Àbalos por el PSOE; y Gabriel Rufián, Vilalta y Josep Maria Jové por ERC