Política

ERC supedita la investidura de Sánchez a una mesa para una negociación "entre gobiernos"

logo
ERC supedita la investidura de Sánchez a una mesa para una negociación "entre gobiernos"

Gabriel Rufián y los diputados de ERC, en el Congreso. EP

Resumen:

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha asegurado este martes que la formación republicana votará no a la investidura de Pedro Sánchez si no hay un calendario de trabajo «en una mesa de negociación entre gobiernos, el de España y el Govern de la Generalitat «.

En declaraciones a los medios tras acreditarse en el Congreso como diputado electo, Rufián ha subrayado que esta semana se verá la foto de dos equipos de trabajo, uno del PSOE y otro de ERC, que intentarán llegar a un compromiso de calendario para una futura mesa de resolución del conflicto político, pero esa mesa tendrá que ser «entre gobiernos».

Rufián ha lamentado que el candidato Pedro Sánchez solo se siente a hablar en una mesa de diálogo «cuando no puede elegir y está derrotado».

Reunión entre Sánchez y Torra tras la investidura

Por su parte, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha reiterado que el Ejecutivo catalán apuesta por el diálogo entre gobiernos en una mesa de negociación en la que se sienten el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que se tendrá que dar «una vez constituido el Gobierno» y no antes de la investidura.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha concretado que la declaración de Pedralbes «es un buen punto de partida», ha sostenido que se tiene que poder hablar de todo, y ha recordado que aquella declaración contenía la figura de un relator que consideran que, si era válida en aquel momento (diciembre de 2018), también tiene que serlo ahora.

Después de que ERC no haya concretado si las garantías que piden para ese diálogo se sustancia en la figura de un relator y de que JxCat haya exigido que sea mediador internacional, preguntada por el perfil de este relator, ha contestado que tiene que ser «una figura de consenso, de reconocimiento dentro del país y que sea cómoda para los dos gobiernos», pero no ha dado respuesta a si debe ser internacional.

Comentar ()