Política

Casado exige a Sánchez renegar del pacto de Pedralbes y Rivera un acuerdo de Estado

Ambos alertan respecto a la posibilidad de que haya que revertir las competencias en política penitenciaria para que los condenados no tengan "privilegios"

logo
Casado exige a Sánchez renegar del pacto de Pedralbes y Rivera un acuerdo de Estado

Casado durante su declaración en el Congreso tras la sentencia del procés EFE

Resumen:

Los líderes de PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, respectivamente, apoyarán al presidente del Gobierno en todas las medidas que implemente para garantizar el orden público en Cataluña tras la sentencia del procés. No obstante, también le han puesto deberes con los que testar su sinceridad a la hora de atajar al independentismo aún dispuesto a saltarse la ley y alertado sobre la situación de los presos condenados en unos centros penitenciarios que dependen de la Generalitat, incluso planteando la reversión de dicha competencia.

Para empezar, Casado exige que Sánchez «reniegue del pacto de Pedralbes», esto es, el acuerdo de mínimos alcanzado en un foro bilateral con la Generalitat donde se pactó el famoso relator, y que para ser creíble en su condena rompa con el PdeCat y ERC en 40 ayuntamientos catalanes y en la Diputación de Barcelona. En ese sentido le ha recordado que Sánchez «es presidente en funciones gracias a los votos de los partidos» de los hoy condenados por el Supremo.

Reunión tripartita PSOE, PP y Cs

Por su parte, el líder de Ciudadanos ha exigido «una reunión de Estado urgente para defender juntos lo que es de todos. Vamos a defender esa sentencia y la Constitución». Entiende Rivera que el escenario postprocés «no es una cuestión de Gobierno, oposición o siglas, sino de país, Estado y de libertad». Quiere una reunión tripartita con los partidos constitucionales.

Pero ahí no se han quedado ninguno de los dos. Tras considerar Casado que «la sentencia pone fin a un proceso judicial ejemplar» ante «el mayor desafío a nuestro estado de derecho» por el cual «no se han juzgado ideas políticas sino graves violaciones de la ley, ha exigido a Sánchez que declare explícitamente su compromiso de que no habrá indultos,cosa que ha hecho, y eche mano de cuantos instrumentos pueda para garantizar la seguridad ciudadana.

Ley de Seguridad Nacional, de Estabilidad Presupuestaria y de Servicio Exterior

«El gobierno cuenta con nuestro apoyo para las medidas que preserven el orden público», ha explicado en una declaración en el Congreso, como puede ser la ley de seguridad nacional para la coordinación de las FSE y la de estabilidad presupuestaria, que evite la malversación de fondos públicos. También cree llegado el momento de activar la ley de Servicio Exterior para acabar con el Diplocat.

Además, si llega al Gobierno, pondrá en marcha una serie de reformas legales que impidan que una situación como la actual vuelva a reproducirse. No habrá indultos para los delitos de rebelión o secesión; se volverá a tipificar el referéndum ilegal y recuperar el delito de rebelión impropia que dé respuesta a la proclamación de la independencia, que estuvo vigente hasta 1995.

Casado ha presentado un amplio paquete de medidas legales

Habría además, de prosperar sus propuestas, cumplimiento integro de las penas para condenados por rebelión y sedición; recuperaría la competencia penitenciaria y modificaría ley de financiación de partidos para que aquellas fuerzas políticas que tienen dirigentes tienen dirigentes condenados por rebelión o sedición no puedan recibir fondos públicos. Se plantea Casado incluso modificar la ley audiovisual para impedir la propaganda independentista; reforzar la alta inspección educativa y modificar del procedimiento de la euroorden para que sea automática.

Por su parte, tras aseverar Rivera que «hoy hemos ganado los buenos y los demócratas», ha exigido a Sánchez «una reunión de estado urgente para defender juntos lo que es de todos. Vamos a defender esa sentencia y la Constitución».

En declaraciones a la prensa también en el Congreso, ha explicado que «los demócratas no queríamos venganza sino justicia. Una justicia verdadera sin privilegios». Cree llegado el momento por parte de Sánchez de «demostrar que se es un patriota y poner al país por encima de los intereses particulares».

Al igual que Casado defiende que Sánchez debe romper con las fuerzas políticas de los dirigentes hoy condenados, puesto que ésto «no es una cuestión de siglas ni electoral, si no de país y Estado». En este sentido ha abogado por no dar «a los separatistas la batuta de nuestro país, no darles las llaves del futuro de España».

Además, cree fundamental «que no haya indultos ni privilegios. Deben cumplir hasta el final de sus días». El Supremo «ha condenado a unos señores, no por sus ideas, sino pro los delitos que han cometido y los delincuentes deben saber que somos iguales ante la ley. Y tras hacer un nuevo llamamiento a un frente constitucionalista se la pedido a Sánchez que se comprometa a no indultar a los que han intentado levantar fronteras, a los sediciosos o malversan fondos públicos».

Comentar ()