Política

Rivera a Sánchez: "El adversario es Torra, no los constitucionalistas"

Albert Rivera.

Albert Rivera ha colocado hoy a Pedro Sánchez en el foco de la moción de censura presentada por su partido contra Quim Torra y ha señalado la connivencia de los socialistas con el independentismo, impidiendo que prospere la moción contra el presidente de la Generalitat. Los 17 escaños del PSC son insuficientes para derrotar al bloque independentista, al que los constitucionalistas no pueden superar sin el apoyo de CatEC-Podem, la coalición de Pablo Iglesias y Ada Colau en la cámara. Pero el líder de Cs ha dejado claro que lo que le preocupa hoy es que los soci9alistas no se alineen con el bloque constitucionalista integrado por Cs y PP.

«A pesar de nuestras diferencias, a pesar de lo que nos separe del PP o PSOE hoy es día para estar juntos» ha argumentado Rivera, que ha asegurado sentirse «apenado» por la actitud de los socialistas catalanes, convencido de que «muchos catalanes esperaban hoy que el PSC estuviera al lado de Cs y PP».

A unas horas de que se vote, esta tarde, la moción de censura, Rivera ha insistido en que «hoy es una magnifica oportunidad de sumar juntos, de remar en la misma dirección» y ha recordado que «viene una semana complicada con la sentencia del procés, en la que va a tocar dar apoyo a la democracia decidan lo que decidan los jueces, defender la convivencia y condenar la violencia». Un escenario en el que el líder naranja ha insistido en la importancia de la unidad constitucionalista.

«Nadie entiende hoy porque el PSOE vuelve a equivocarse de adversarios» ha concluido, lamentado que los socialistas no apoyen con su abstención la iniciativa de Cs. Una advertencia a la que ha añadido la oferta durante la campaña de un «gran acuerdo nacional entre aquellos que defendemos la constitución».

Pactos con el PSOE

Rivera se refería así al giro imprimido ayer a su estrategia política, al levantar el veto al PSOE para explorar un pacto con los socialistas tras las elecciones del 10N. El líder naranja ha explicado su cambio de postura por el «fracaso» del intento de pacto entre PSOE y Podemos. Pero ha dejado claro que la condición sigue siendo «que el PSOE rectifique, que no esté al lado de Otegi en Navarra o de Torra aquí, sino de PP y Cs, y que sumemos».

Ha asegurado que «voy a trabajar toda la campaña para desbloquear el país y coger rumbo distinto» aunque ha dejado claro que mientras Sánchez prefiera estar con Torra en esta moción en vez de con Cs y PP va a ser complicado».

Las apelaciones de Cs -y de la candidata del PP, Cayetana Álvarez de Toledo- no han hecho mella en un PSC convencido de su abstención. La portavoz parlamentaria, Eva Granados, ha defendido la negativa socialista a sumarse a la censura porque «es evidente que estamos ante un acto electoral de Cs»

El PSC mantiene la abstención

Lo ha hecho después de ironizar con el protagonismo otorgado por Cs y PP a los socialistas en esta moción contra los independentistas. «Nos hemos sentido muy protagonistas, parecía una moción de censura a Miquel Iceta más que a Quim Torra» ha señalado Granados, que ha denunciado como una «trampa», presentar «una moción condenada al fracaso como solución a todos los problemas». Máxime, ha añadido, cuando a su juicio no se ha hecho referencia «al principal problema» catalán porque «no hemos oído la palabra diálogo».

En términos similares se ha expresado la líder parlamentaria de CatEC-Podem, Jéssica Albiach. «Este gobierno merece una moción de censura, pero quien solo tiene el odio y la crispación como proyecto no puede ser la alternativa» ha asegurado Albiach, cuya formación es igualmente necesaria para derrotar a los independentistas.

Comentar ()