El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha anunciado el «íntegro cumplimiento» de la condena conocida este lunes contra los líderes del procès, que han recibido penas de entre nueve y 13 años de prisión por encabezar el desafío independentista contra el Estado en septiembre y octubre de 2017.

Sánchez ha mostrado el «absoluto respeto y acatamiento del Gobierno de España» a la sentencia, que es fruto de un «proceso judicial con plenas garantías y absoluta transparencia». «Acatamiento significa su cumplimiento, su íntegro cumplimiento», ha reiterado, dando a entender que el Ejecutivo no se plantea aprobar el indulto de los condenados si así lo solicitan. «No procede hablar de indultos», había adelantado esta mañana el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

«Quiero reconocer la labor independiente del Tribunal Supremo, dando un ejemplo de autonomía, transparencia, garantías y profesionalidad que demuestra el correcto funcionamiento del poder judicial», ha asegurado en una comparecencia en Moncloa, pronunciada en español y en inglés ante numerosos corresponsales extranjeros, en la que ha valorado la sentencia como «el resultado del Estado democrático y de Derecho».

«La Constitución consagra los valores de igualdad, libertad, justicia y pluralismo político», ha recordado el presidente, para insistir en que «todos somos iguales ante la ley» y que «nadie está por encima de la ley» en España. Por ese motivo, «en los próximos días» el Gobierno se mantendrá «atento» para garantizar «la convivencia y el respeto a la legalidad democrática». «Lo haremos con firmeza democrática, con proporcionalidad y con unidad», ha anunciado el también candidato del PSOE, ante una respuesta a la sentencia que será «diversa» por la división del propio independentismo. Con ese objetivo, Sánchez llamará esta tarde a los líderes políticos de PP, Cs y Unidas Podemos.

El presidente ha recordado que el Estado de Derecho se consagró en España hace cuatro décadas gracias a la Constitución, que recibió un importante respaldo en Cataluña cuando fue votada. «Puso fin a la dictadura franquista, nos permitió integrarnos en la Unión Europea y en tiempo récord España es hoy una de las mejores democracias del mundo», ha afirmado. Esa madurez democrática se traduce en igualdad entre los ciudadanos, el cumplimiento de la ley, la existencia de derechos y obligaciones, la diversidad territorial y una unidad de España que «se asienta en rica diversidad y su alto nivel de autogobierno, de los más elevados del mundo», según Sánchez.

En cuanto a la condena, el jefe del Ejecutivo ha advertido que la «base de las acciones sancionadas» hicieron que en Cataluña se «ignoraran los derechos de la mayoría no independentista» provocando una «fractura de la convivencia». «El autogobierno se reconoce y se expresa en el Estatuto de Autonomía, que fue atropellado y quebrantado unilaterlamente» por el independentismo, ha recordado.

Tras la sentencia, según Sánchez, «se abre una etapa nueva». «El Gobierno siempre contribuirá a facilitar el reencuentro de la sociedad catalana fracturada por el independentismo», ha prometido, instando al diálogo entre las fuerzas independentistas y no independentistas de la comunidad. «El Govern debe asumir esa responsabilidad, representar a todos, gobernar para todos y no para una minoría afín», ha avisado a Torra, para prometerle «diálogo dentro de la legalidad» si la Generalitat abandona el sectarismo.

Sánchez ha aprovechado su comparecencia para lanzar un mensaje a nivel internacional: el «fracaso» del proyecto político independentista, que no ha conseguido un respaldo interno unánime ni un reconocimiento exterior, y que sólo ha dejado «dolor» a su paso. «Podemos iniciar una etapa nueva, en la que la vuelta a la concordia sea uno de los pilares de la Cataluña moderna, plural y tolerante» que debe recuperar el lugar que le corresponde en España.

Finalmente, el presidente ha renovado su compromiso con la Unión Europea porque los desafíos mundiales a los que se enfrentan las sociedades modernas requieren «compartir soberanías, no trocearlas».

Campaña internacional contra el relato independentista

El jefe del Ejecutivo ha comparecido en español y en inglés con el objetivo de combatir el relato internacional del independentismo que intenta cuestionar el funcionamiento de la justicia y de la democracia en España.

Para contrarrestar las mentiras del independentismo, el Gobierno ha difundido este lunes un vídeo en el que varios ministros explican las fortalezas del sistema democrático español en diversos idiomas y defienden que «España es la casa de todos».

En el vídeo, que tiene una duración de ocho minutos, participan la vicepresidenta, Carmen Calvo, junto a los ministros Josep Borrell, Fernando Grande Marlaska, Isabel Celaá, Nadia Calviño, Luis Planas, Teresa Ribera, José Guirao y Pedro Duque.

Cada uno de ellos explican con sus propias palabras y reflexiones en ingles, francés, alemán o ruso que España es una democracia consolidada y una de las más fuertes del mundo. «Esta es la España de verdad. Y la hemos hecho juntos, ciudadanía e instituciones. Desde la convivencia, el respeto y la ley», afirma Sánchez en este mensaje que acompaña de un extracto del vídeo con el lema «España, la casa de todos» y la etiqueta #EverybodysLand.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, también ha publicado un vídeo en Twitter. » La judicialización del conflicto catalán no contribuye a su resolución», ha escrito en el tuit el secretario general morado. «Hoy no estamos más cerca de una solución democrática al conflicto. No queremos que Catalunya se vaya de España, pero seguiremos apostando por el diálogo y trabajando por la reconciliación.»

Iglesias ha sugerido un diálogo que abarque el indulto a los líderes independentistas. » En España se indultó a los terroristas Barrionuevo y Vera, al jefe del golpe de Estado del 23F Armada y el Supremo llegó a pedir el indulto a Tejero», ha publicado. «Que Sánchez hable de cumplimiento íntegro es una prueba más de su apuesta por gobernar con el PP».