El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha lanzado una serie de consideraciones generales en relación a las presuntas irregularidades sobre proyectos de reformas realizados por el estudio de la portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, y ha remarcado que la titulación oficial de Grado y Máster es «requisito indispensable» para ejercer la profesión y la colegiación es «exigencia para intervenciones en edificios cuando se acometen cambios de usos».

Por otro lado, ha manifestado que los proyectos de arquitectura deben estar visados por un colegio de arquitectos que deben controlar la verificación y habilitación profesional del «técnico firmante y sobre la corrección e integridad formal del documento».

Rechazamos cualquier comportamiento reprobable, en el caso de que se hubiese producido»

Así lo ha indicado en un escrito conjunto con el Consejo Superior de Arquitectos de España (CSCAE) en relación a la polémica generada por las informaciones publicadas en el diario El País que cuestionaba varios proyectos de reforma del estudio de Monasterio, al asegurar que los había firmado sin disponer del título ni estar colegiado. También apuntaba a irregularidades en la reforma de un loft propiedad del presentador Arturo Valls en el barrio de Lavapíes.

Además, el Ayuntamiento de Madrid analiza el expediente de ejecución de obras de reforma del loft de Valls y ha enviado al documentación a los servicios jurídicos, que emitirán un informe en breve.

«Ante las informaciones aparecidas en medios de comunicación y sus consecuencias tanto en la opinión pública como en el colectivo de arquitectos que ejerce su profesión de forma responsable, el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) y el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) rechazamos cualquier comportamiento reprobable, en el caso de que se hubiese producido, y subrayamos que nuestro trabajo y el de todos los colegios de arquitectos del país promueve y garantiza las actuaciones profesionales adecuadas para preservar el interés general de la ciudadanía», apuntan ambas entidades.