Como era de esperar, la constitución de las Cortes de la XIV Legislatura ha comenzado enmarcada en la polémica dentro de un atomizado Congreso de los Diputados que ha vivido sus primeros momentos de tensión desde primera hora de la mañana, cuando diputados de Ciudadanos, PP y PSOE hacían cola a las puertas de la Cámara Baja para ocupar sus puestos en el hemiciclo y evitar, así, que se repitiese la estampa de la anterior sesión constitutiva, cuando Vox rompió el protocolo y ocupó los escaños de los socialistas.

Uno de los momentos de máxima tensión se ha vivido entre Marcos de Quinto y el diputado de Vox, Luis Gestoso, que han terminado a empujones por ocupar uno de los sillones centrales del hemiciclo. También ha habido tensión con algunos diputados de Podemos, que han terminado escorados a la izquierda después de que los de Santiago Abascal terminasen ocupando parte del queso central de la Cámara Baja. Al tratarse de la sesión constitutiva, los 350 diputados pueden sentarse donde quieran, ya que no existe asignación de asientos.

Lastra abandona el hemiciclo tras sufrir una caída

Otra de las curiosidades de la jornada ha sido el accidente de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quien ha sufrido una caída al ir a votar y ha tenido que abandonar el hemiciclo con el pie dolorido. La socialista ha sido atendida por los servicios médicos, que apuntan a que podría tratarse de un esguince de segundo grado.

Previamente, María Jesús Montero y el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez han auxiliado a su compañera de filas, por la que también se ha interesado el líder de ERC, Gabriel Rufián. Lastra ha regresado minutos después a la Cámara Baja, pero en silla de ruedas y cambiando los tacones por unos zapatos planos.

Rosique (ERC) nombra a los presos del ‘procés’

La diputada de ERC Marta Rosique, que ejerce de secretaria en la Mesa de Edad que dirige la sesión constitutiva del Congreso, se ha saltado las reglas y ha nombrado a los presos del ‘procés’ antes de comenzar a leer ante el Pleno la relación de diputados electos, empezando por su jefe de filas, Oriol Junqueras. Y continuando con Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn, todos ellos condenados por el Tribunal Supremo.

La provocación ha sorprendido al presidente de la Mesa de Edad, el veterano socialista Agustín Zamarón, y a los propios diputados del hemiciclo, incluyendo los de formaciones independentistas, que han tardado en aplaudir. Rosique llevaba además una camiseta en la que podía leerse «independencia».

Ante el amago de alboroto, con el presidente de Vox, Santiago Abascal, pidiendo la palabra, Zamarrón ha llamado al orden y la lectura de la relación de diputados ha continuado con normalidad.

A su término, Zamarrón ha querido explicar su actuación: «El motivo de mi llamada al orden tiene su razón en que los nombres pronunciados no corresponden a diputados electos -lo que ha suscitado aplausos en la cámara-. Olvidémonos de este tiempo de nubes pasajeras».

La papeleta de «llibertat» de ERC y JxCat

La propaganda independentista se ha dejado ver también en la primera votación para elegir la presidencia del Congreso de los Diputados -que se debatía entre la candidata socialista, Meritxell Batet; la del PP, Ana Pastor; y la de Vox, Macarena Olona-, en que los diputados de ERC han optado por introducir una papeleta nula en la que podía leerse la palabra ‘Llibertat», acompañado de un lazo amarillo.

Papeletas de ERC

Se trata de la misma fórmula que ha seguido JxCat, que ha optado por la misma reivindicación que los de Gabriel Rufián. Los antisistema de la CUP, por su parte, ha utilizado la frase «amnistía y autodeterminación», mientras que Bildu también ha votado nulo con la proclama ‘Askatasuna’ (libertad).