Nuevo choque entre Gobierno y Generalitat a cuenta de la política de seguridad. La portavoz del Govern de la Generalitat, Meritxell Budó, ha desmentido al Ministerio del Interior y ha asegurado hoy que sí hubo seguimientos de la Policía Nacional al presidente catalán, Quim Torra, el pasado diez de noviembre, día de las elecciones generales. La información, avanzada por Eldiario.es citando como fuentes los propios escoltas de Torra, había sido negada por Interior, pero Budó ha asegurado tras la reunión del Consell Executiu que sí hubo vigilancia policial a Torra.

«Pese a que nieguen los seguimientos, el seguimiento se produjo y ha quedado registrado en el Cecor» -centro de coordinación de los Mossos-. Budó ha sido tajante en su respuesta, asegurando además que el Govern «pedirá explicaciones» al ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. La consellera ha asegurado además que el ejecutivo catalán no tiene prevista de momento ninguna otra medida, como acudir a los tribunales, y que tampoco tiene constancia de que se hayan producido otros seguimientos. El conseller de Interior, Miquel Buch, será el responsable de reclamar explicaciones a Marlaska hoy mismo vía carta.

La denuncia de Budó se ha producido poco después de que el Ministerio del Interior asegurara no tener constancia de que se haya realizado ningún seguimiento de la Policía Nacional al presidente de la Generalitat, en respuesta a la denuncia de la líder de JxCat en el Congreso, Laura Borràs. La dirigente independentista había tachado el seguimiento de «espionaje y persecución» al presidente Torra durante la jornada electoral del 10 de noviembre.

«Queremos saber qué tipo de PSOE tenemos, si es el que permite estas acciones contra el president Torra y poder saber en qué términos se planteará toda la legislatura», ha afirmado Borràs antes de la sesión constitutiva de las Cortes.

Según Eldiario.es, los agentes de los Mossos d’Esquadra encargados de la escolta de Torra detectaron presuntamente en las pasadas elecciones generales que agentes de la Policía Nacional le siguieron utilizando coches no logotipados. La policía autonómica habría confirmado la detección de hasta tres equipos de seguimiento durante la mañana de la jornada electoral, extremo que ha sido negado por Interior.