El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho este miércoles, un día después de la última reunión entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez, que no quiere «vaselina» como regalo de Reyes, y que piensa que tampoco lo quiere «ningún español ni ninguna española».

En el acto de presentación de las emisiones en pruebas del nuevo canal de frecuencia televisiva 4K, que va a poner en marcha Telecom Castilla-La Mancha, el presidente castellanomanchego ha ironizado: «Yo, para Reyes, lo que no quiero, como no creo que quiera ningún español ni ninguna española, es vaselina».

«Vaselina no queremos, queremos tener unos buenos Reyes, mejor 2020 y sobre todo tener la conciencia tranquila», ha añadido el también secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha.