Política

Iceta responde a los barones reivindicando el reconocimiento como nación y el pacto con ERC

Iceta

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante su intervención en el Congreso del PSC Europapress

Miquel Iceta ha reivindicado hoy un Gobierno de coalición con Podemos apoyado en la abstención de Esquerra «por Cataluña, por España, por el socialismo y el diálogo». Y ha repetido también la reivindicación del reconocimiento de Cataluña como nación que recoge el programa marco que el partido aprobará este fin de semana. Todo ello tras asegurar, eso sí, que el PSC está dispuesto incluso «a morderse la lengua» por favorecer el pacto con Esquerra, una reflexión que parecía más dirigida a sus compañeros de filas que a los republicanos.

El cruce de reproches con algunos barones socialistas, muy especialmente Emiliano García-Page y Javier Lambán, no han hecho mella en el líder del PSC, que ha inaugurado el Congreso del PSC reivindicando la consolidación de los socialistas catalanes como la segunda fuerza en esta comunidad y asegurando que su estrategia pone las bases para convertirse en la primera.

«No queremos romper con el resto de España» ha asegurado Iceta, «no queremos dividir más a la sociedad catalana, no queremos retroceder ni quedarnos donde estamos». Frente a estos riesgos, ha asegurado que «queremos un amplio acuerdo» en el que Cataluña se vea reconocida «como nación, como sujeto político no con derecho de autodeterminacion pero sí con voluntad de ejercer su autogobierno» y ha reclamado además solventar el debate sobre la financiación autonómica y crear el consorcio tributario que recoge el Estatut, además de un «mecanismo claro de participación en las decisiones del Estado» que a su juicio debería articularse a través de un Senado federal.

«En definitiva mejor autogobierno, mejor financiación y reconocimiento» ha enunciado el líder de los socialistas catalanes, quien ha asegurado que «nuestro problema no es de más competencias, es que se nos respeten las competencias y que a través de la participación en mecanismos políticos institucionales podamos incidir en la decisiones que se tienen que tomar en el Estado». Ha advertido, en este sentido, que los socialistas catalanes quieren «reglas que hagan posible que los poderes de la Generalitat se puedan desarrollar sin interferencias indebidas del Estado».

Moderse la lengua por el pacto con ERC

El líder del PSC, se ha referido también a las negociaciones entre socialistas y Esquerra para la investidura de Pedro Sánchez. Iceta ha pedido de nuevo la abstención de ERC para permitir la investidura y ha asegurado que los socialistas catalanes están dispuestos a todo, incluso a «morderse la lengua», para que el acuerdo entre socialistas y republicanos llegue a buen puerto.

«Haremos lo que haga falta, incluso a veces nos morderemos la lengua, pero queremos que el PSOE y, especialmente Pedro Sánchez, sepa que tiene detrás, al lado, donde sea necesario al PSC empujando en la misma dirección», ha explicado.

Iceta se ha referido también al gobierno catalán, un Govern que ve fracasado, dividido y agotado: «Con un presidente que solo sabe llamar a la polarización y a la confrontación. Un Govern que cuanto antes deje paso a otro, casi diría el que sea, todos saldríamos ganando». Y ha destacado como hitos del partido en los últimos tres años, en los que él ha comandado el PSC, su consolidación como segunda fuerza en Cataluña al tiempo que ha mantenido la cohesión interna pese a la crisis vivida en Cataluña.

«Este es un congreso de autoafirmación», ha concluido, «es el mensaje que queremos trasladar al conjunto de la sociedad catalana, no debemos resignarnos a un mal gobierno, hay alternativa, se está construyendo, hemos vuelto más fuertes y más decididos que nunca».

Ascenso de Núria Marin y Eva Granados

Iceta ha hecho estas reivindicaciones en la defensa de su informe de gestión como primer secretario del PSC en la inauguración del 14 Congreso del partido, que este fin de semana lo revalidará como líder del socialismo catalán. Lo hará con un equipo continuista en el que destaca la designación de la alcaldesa de Hospitalet y presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marin, como presidenta del partido en sustitución de Àngel Ros, y el ascenso de la portavoz en el Parlament, Eva Granados, como viceprimera secretaria.

Salvador Illa -integrante del equipo negociador con ERC- seguirá al frente de la secretaría de organización del partido, ha confirmado Iceta, quien debe completar la composición de la nueva Ejecutiva socialista durante este sábado, para que sea ratificada el domingo.

Comentar ()