Algunas de las empresas más importantes del Ibex se han reunido ya con Podemos, futuro socio menor del primer Gobierno de coalición de la historia desde el regreso de la democracia, siempre que ERC permita la investidura. Así lo confirman a El Independiente varias de las principales firmas que cotizan en el índice bursátil: de manera sigilosa, todas han aceptado el encuentro con altos cargos morados tras ser telefoneados por esta formación, añaden.

El objetivo era «tranquilizar» a las empresas más importantes del Ibex por las recetas contenidas en su programa electoral y formuladas en campaña. De los consultados hasta la fecha, los encuentros mantenidos han tenido como interlocutor al responsable económico del partido desde los inicios de esta formación en 2014, el profesor de Estructura Económica en la Universidad Autónoma. Nacho Álvarez siempre ha mantenido un perfil bajo en Podemos.

El otro interlocutor ha sido Pablo Gentili, el que fuera hasta la semana pasada jefe de gabinete del líder Pablo Iglesias: Gentili dimitió públicamente tras ser fichado por el Gobierno de Argentina de Alberto Fernández; ex asesor de Lula da Silva y Dilma Rousseff en Brasil, será el número dos en el Ministerio de Educación.

Iglesias cree que no es de recibo ver tan pronto al Ibex»

Aunque la idea de telefonear a las empresas ha salido de Podemos, los ejecutivos no han podido reunirse con el secretario general. «Pablo Iglesias considera que no es el momento de reunirse con el Ibex», afirman los los consultados.

En Podemos no han confirmado ni desmentido estos encuentros. En principio hay satisfacción con la iniciativa morada: «Nos hemos llevado una impresión muy buena de Nacho Álvarez», indican. También, al parecer, de Gentili, del que lamentan su marcha. Entre el gran empresariado español había inquietud ante el Ejecutivo de coalición, especialmente por la insistencia de los morados en resaltar durante la campaña que el Ibex no les quería en un Gobierno.

Nos hemos llevado una muy buena impresión de Nacho Álvarez»

En las reuniones se ha abordado, por ejemplo, el espinoso tema de crear una gran banca pública. «Han dicho que lo están pensando, que tienen que ver cómo desarrollar algo así, y que no necesariamente debería de pasar por Bankia». Una de las ideas a este respecto pasaría por potenciar el ICO (Instituto de Crédito Oficial), de acuerdo con lo comentado en las reuniones.

«Nos han dicho que no se van a hacer locuras», revela otra fuente. Que la próxima coalición tirará de «consenso» y apostará por el «diálogo social» (Podemos casi con seguridad ostentará el Ministerio de Trabajo, seguramente sin las competencias de Seguridad Social). Otro de los capítulos abordados ha sido el de crear una gran empresa de energía que, entre otras funciones, limite la factura de la luz, gas o electricidad.

La banca pública se hará con consenso y no necesariamente a través de Bankia: podría tirarse del ICO»

De momento, unos y otros se han visto las caras. Además de Trabajo, todo apunta a que Podemos recibirá carteras como Igualdad o Universidades (que preocupan menos a los empresarios), además de dotar de competencias sociales la Vicepresidencia de Pablo Iglesias. Probablemente Iglesias aglutine algún tipo de poder relacionado con la promoción de la vivienda social o el incremento de la eficiencia energética. Se habla asimismo de un cuarto ministerio para Alberto Garzón, lo que está todavía por ver.

Los grandes del Ibex esperan por tanto ver pronto a Iglesias. Durante la reunión de la CEOE hace un mes, varios asistentes dijeron a puerta cerrada que un Gobierno con Podemos era «lo que no le conviene a España». Ahora Podemos quiere calmar las aguas y convencerles de que su llegada al poder no implicará un desastre económico para el país.